HayCanal.com

Tomar decisiones en tiempo real permite a las empresas retener un 40 por ciento más de clientes

Tomar decisiones en tiempo real permite a las empresas retener un 40 por ciento más de clientes

En las empresas existe una necesidad imperiosa de disponer de indicadores clave de negocio que se calculen en el mismo día o incluso en el ansiado real time. Las soluciones Real Time Decision, RTD, aportan la agilidad para analizar información de negocio en tiempo real y tomar las mejores decisiones al momento. Según Tinámica, tomar decisiones basadas en soluciones RTD permite a las empresas retener un 40 por ciento más de clientes.

Junto a la retención de clientes, otros de los aspectos que se mejoran con las decisiones en tiempo real son el valor medio por transacción, que experimenta un incremento del 5% si hablamos de clientes online; la tasa de respuestas, que se incrementa hasta en un 50% cuando se trata de ofertas aceptadas sobre el total en venta cruzada durante llamadas entrantes al contact center; o del 6% en tasas de venta para nuevos clientes con servicios online self-service.

Las soluciones RTD permiten, por tanto, optimizar cada interacción que se efectúa con los clientes, realizar predicciones analíticas y establecer reglas de negocio que autoaprenden. Del mismo modo, permiten generar millones de interacciones relevantes y acciones personalizadas para los clientes a través de diferentes canales.  Todo esto proporciona a las compañías la capacidad de modificar en tiempo real y para cualquiera de sus productos y geografías, características, como los precios, las condiciones de contratación, o las situaciones de stocks y producción.

Hasta hace poco sólo se podía disponer de estos KPI´s de forma diaria en los mercados financieros, la bolsa, divisas, etc. Últimamente el mundo de la empresa ha visto lo que significa disponer de información precisa al momento para la toma de decisiones”, ha destacado Enrique Serrano, director general de Tinámica. Para él, “tecnológicamente, utilizar soluciones RTD, exige en muchos casos cambiar la arquitectura del sistema informacional con modificaciones del aprovisionamiento de datos, cambios en la estructura y modelo de los mismos, evolución del datawarehouse e incluso incorporando herramientas de análisis de datos y reporting, dado que todo ello supone un mayor volumen de información que la tecnología tradicional no es capaz de soportar”.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos