HayCanal.com

La industria de medios de pago pide al regulador agilidad para dinamizar las soluciones que van a requerir los mercados

La industria de medios de pago pide al regulador agilidad para dinamizar las soluciones que van a requerir los mercados

La entrada en vigor de la nueva regulación de pagos digitales en España, prevista para septiembre, no deja indiferente ni a la banca ni a la industria de los medios de pago.

Así se pudo observar la semana pasada durante la celebración del Foro “Descubriendo las claves de la PSD2” que se celebró en Madrid organizado por Sipay Plus, Bankia, Visa, KPMG y Mastercard.

La jornada ha sido inaugurada por la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, que ha anunciado que en las próximas semanas el Ministerio de Economía sacará a consulta pública un real decreto que desarrollará el reglamento de la ley de Servicios de Pago. El pasado 23 de noviembre la directiva se traspuso al ordenamiento español mediante un real decreto que está a falta del desarrollo reglamentario de la norma que, según De la Cueva, espera que salga a consulta pública en las próximas semanas. “Se trata de un cambio de paradigma”, concluyó la número dos del Ministerio de Economía.

José Luis Nevado, CEO y fundador de Sipay Plus, pidió a los reguladores que tengan “la agilidad suficiente que van a requerir los mercados, o lo que es lo mismo, la que van a demandar los clientes que, fruto de esta nueva regulación, van a estar en el centro del nuevo ecosistema que se va a crear”.

Por parte de Bankia, Félix Uriarte, director de Banca Digital, ha destacado que el nuevo entorno que se abre con PSD2 “va a permitirnos ofrecer nuevos y mejores servicios a nuestros clientes, ya sean particulares o empresas”. Para ello, “vamos a abrir nuestros canales para estar donde esté el cliente, en el momento que necesite y como quiera que estemos”. En este sentido, ha destacado “la especial importancia que en Bankia le damos a la seguridad de los datos de los clientes”.

Desde Visa, Bertrand Sava, director regional para el sur de Europa, puso el acento en que “hay que ver la nueva regulación como una oportunidad y no como un riesgo, tal y como hacemos en Visa, y como se ha hecho en Reino Unido y por eso van mucho más avanzados en la materia”.

Por su parte Francisco Uría, socio responsable del sector financiero de EMEA y socio principal de KPMG Abogados, aseguró que “la nueva regulación supone un reto y una oportunidad para todos y debe favorecer y no frenar la innovación por lo que es fundamental que no sea una barrera de entrada para los nuevos operadores, al tiempo que no sitúe en desventaja a los antiguos jugadores”.

En Mastercard, Paloma Real, directora general en España, consideró que “el impacto de la PSD2 ha sido profundo pero también nos ha servido para movilizarnos, y de ahí que por ejemplo pensemos que la biometría va a ser clave a muy corto plazo en esta industria siempre pensando en la experiencia de cliente, que va a ser el centro de todo el ecosistema”.

Además de los anteriormente mencionados, han participado en el Foro Javier Mejía por parte de Sipay, Severiano Solana de Bankia, Andrea Fiorentino de Visa, Carlos Trevijano de KPMG, Alberto López de Mastercard, y expertos en la materia de compañías como PayPal, Revolut y Fintonic, entre otros.

Entre los objetivos de esta nueva regulación se encuentran el de fomentar la innovación, mejorar la experiencia de cliente a través de un aumento de la competencia y lograr los mayores niveles de seguridad para éste. Con vista a lograr estas metas, la segunda normativa europea en materia de pagos introduce dos áreas de novedades principales. En primer lugar, aumenta los requisitos en materia de seguridad, de forma que los proveedores deberán exigir al menos dos elementos de autenticación para realizar operaciones. Estas pueden ser algo que el cliente sepa (como un PIN o contraseña), algo que posea (una tarjeta física) o algo que “sea” (elementos biométricos).

En segundo lugar, exige a los bancos crear interfaces de comunicación específicas y seguras con los nuevos operadores digitales, para compartir con estos los datos de los clientes que así lo autoricen. Todo esto contribuirá a reducir las barreras de entrada de nuevos agentes, fomentando la libre competencia, impulsando la innovación en el sector y reduciendo los costes de los pagos para los consumidores.

Estas novedades dan lugar a un escenario de cambio en la industria de los medios de pago y de la banca, que afecta también a todos aquellos que requieren de estos servicios dentro de su negocio. Por ello, durante la celebración del Foro se ha tratado de definir el alcance e impacto de la PSD2, así como los retos y oportunidades a los que da lugar y la forma en la que cada negocio se enfrenta a ellas.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos