HayCanal.com

¿Trabajan realmente las pymes bajo el criterio de la movilidad?

¿Trabajan realmente las pymes bajo el criterio de la movilidad?

La teoría la sabemos. Pero a las Pymes todavía les cuesta poner en práctica algunas cuestiones relacionadas con la movilidad en sus entornos de trabajo.

Quizá por una falta de “cultura tecnológica”, o por el ajuste de presupuestos o, quizá por carecer de una visión del largo plazo, los especialistas de Datisa alertan sobre la necesidad que modernizar el entorno de gestión de las pequeñas y medianas empresas españolas. O, mejor dicho, la necesidad de impulsar el uso de una tecnología, ya a su alcance, para mejorar parámetros estratégicos que impulsen su crecimiento.

La movilidad es una de las cuestiones que este tipo de empresas no deben olvidar. Sea cual sea el entorno en el que desarrollan su actividad, la movilidad se está imponiendo como paradigma de trabajo por encima de los modelos más estáticos y rígidos. La transformación digital es ya imparable. Y, como asegura Isabel Pomar, directora comercial y de marketing de Datisa, “es una transformación que también afecta al ámbito de la gestión empresarial. En este sentido, las pequeñas y medianas empresas están depositando su confianza en la nube, cada vez con más frecuencia, por las posibilidades que ofrece, por su capacidad de almacenamiento y porque han comprobado que la seguridad ha dejado de ser una amenaza. Los dispositivos móviles, empiezan a ser parte habitual del trabajo diario, especialmente en algunas áreas como almacén, comercial o producción. Su utilización mejora la productividad de los empleados y, por tanto, la rentabilidad de la organización”.

Entornos de aplicación

La movilidad es un elemento que poco a poco lo está invadiendo todo. Pero, dentro de las organizaciones existen una serie de entornos en los que sencillamente, operar sin el criterio de movilidad sería, hoy por hoy, impensable. Desde Datisa destacan como ejemplo, dos:

• Entornos comerciales donde las aplicaciones de pre-venta y auto-venta permiten automatizar las transacciones comerciales lejos del escritorio de trabajo y controlar el stock del almacén. Cualquier comercial puede realizar ventas en ruta, incorporando todas las tareas asociadas al proceso desde las notas y los pedidos, hasta los albaranes y las facturas correspondientes). Pero, además, el aplicativo facilita el control de los gastos y las incidencias diarias y el acceso a informes de liquidación, o de ventas y de disponibilidad de mercancías.

•  Entornos de almacenaje donde, a través de dispositivos móviles, los usuarios pueden abordar desde una gestión más básica, recomendada para almacenes pequeños, es decir, entradas, salidas, inventarios, lotes y caducidades etc., hasta una gestión mucho más avanzada, como la que requieren lo que se conoce como almacenes caóticos. En este caso es posible consultar ubicaciones, acciones de picking, pero también, emisión de etiquetas de envío por bultos, incluyendo Código y Descripción, Cliente y Dirección de entrega. o la ubicación recomendada en función de sus características. Las soluciones de movilidad en el almacén, hoy por hoy, permiten abordar prácticamente todas las funciones (recepción de mercancía y etiquetado, trazabilidad, inventarios y movimientos, preparación de pedidos, etc…) y, además, facilitan su utilización dependiendo del tamaño o la necesidad concreta del almacén.

En todo caso, la movilidad ha pasado a ser un elemento estratégico dentro de las organizaciones. Las pymes que lo han tenido en cuenta, han conseguido impulsar su productividad y ser más eficientes. Con ello, han visto mejorar también su competitividad.

Algunas de las ventajas que desde Datisa se atribuyen a la movilidad son: reducción de costes, mayor seguridad al establecer controles centralizados y reglas de acceso a los datos corporativos y más flexibilidad.

Isabel Pomar de Datisa


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos