HayCanal.com

A la Eurocámara también le gustaría que Google escindiera sus servicios en negocios independientes

A la Eurocámara también le gustaría que Google escindiera sus servicios en negocios independientes

La separación de los servicios de Google en empresas que operen de manera independiente era una de las posibilidades que comentábamos recientemente, en el artículo acerca de la lucha de la Unión Europea frente las prácticas del buscador líder en el mercado. Los días previos ya se daba por hecho que el Parlamento Europeo votaría a favor de la propuesta, así que no es ninguna sorpresa que se haya confirmado por una amplia mayoría.

Tampoco es novedad que las resoluciones de la Eurocámara no tengan carácter vinculante en materia de competencia, por lo que también se sabía que una vez aprobada sólo tiene valor político. Bruselas quiere ofrecer una imagen de neutralidad en un asunto en el que desearía poder cambiar algunos aspectos de lo que pueden hacer grandes compañías de Internet. Pero de momento, su guerra contra Google es una larga serie de batallas perdidas.

Sería la Comisión Europea la encargada de desarrollar legislación para regular la actividad de compañías creadoras de motores de búsqueda y servicios en Internet. En este sentido, el Parlamento Europeo ha instado con esta resolución a que la Comisión “considere propuestas para separar los motores de búsqueda de otros servicios comerciales como uno de los posibles medios a largo plazo para lograr estos objetivos”.

Con “estos objetivos”, la Eurocámara se refiere a garantizar medidas correctivas que beneficien a consumidores, usuarios de Internet y negocios en línea,  o evitar abusos en la comercialización de servicios conectados por parte de los operadores de motores de búsqueda. Para ello, espera que la Comisión Europea aplique reglas de competencia de la UE de manera contundente.

Uno de los aspectos más polémicos, o al menos con más diferencias en los puntos de vista, es lo referente a la imparcialidad de los motores de búsqueda, de la que ya hablábamos en el anterior artículo. Unos defienden la objetividad y carácter útil y democrático de Google, mientras que no pocos critican la credibilidad de los algoritmos en ese sentido (hay quien los pone como razón de su fracaso en Internet). Al respecto, la resolución dice que "La indexación, la evaluación, la presentación y la ordenación por parte de los motores de búsqueda debe ser imparcial y transparente".

Las dudas que causa el misterioso algoritmo siguen siendo materia de investigación por parte de la Comisión Antimonopolios de la Unión Europea, junto a la utilización de contenidos externos por parte de Google, su dominio en el mercado de publicidad en resultados de búsquedas y la forma en que los anunciantes pueden trasladar sus campañas publicitarias a otros buscadores.

Los eurodiputados creen que el mercado de búsquedas en línea es de particular importancia para garantizar condiciones de competencia dentro del mercado único digital.

 


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos