HayCanal.com

¿Es sostenible el e-commerce actual?

¿Es sostenible el e-commerce actual?

Un 53,7 por ciento de los consumidores online considera que el actual e-commerce no es sostenible o duda de que lo sea.

EAE Business School ha publicado el estudio “La sostenibilidad en el e-commerce actual. El impacto de nuestra decisión de compra” del que se extrae que un 53,7% de los consumidores online considera que el actual e-commerce no es sostenible o duda de que lo sea.

Al preguntar a público general, sólo uno de cada cinco encuestados considera que el e-commerce actual es sostenible, mientras que el 79,7% de los encuestados duda de la sostenibilidad del modelo actual.

El estudio también revela que 7 de cada 10 compradores online reconocen haber comprado productos por impulso, siendo este impacto mayor en los más jóvenes (9 de cada 10).

El informe, coordinado por la profesora de EAE Business School, May López, incluye resultados de dos encuestas y se ha confeccionado con la colaboración de empresas pertenecientes a la Plataforma por la Movilidad Sostenible EMS.

May_Lopez_EAE_Business_SchoolEl E-commerce se debe adaptar a varios retos: ODS, Pacto verde europeo, Estrategia Española de Economía Circular (EEEC), El proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados, El Real Decreto de envases y residuos de envases, Real Decreto para mejorar la gestión de residuos de pilas y acumuladores y de aparatos eléctricos y electrónic, o la Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario, Ley de Cambio Climático y Transición energética, además de Ley Rider, futura tasa google y la protección de datos”, advierte May Lopez, autora del estudio de EAE Business School.

En el primer trimestre de 2021, el comercio especializado en alimentación ha multiplicado por seis su actividad, al igual que los restaurantes han triplicado su volumen de negocio online.

Por otro lado, los envíos exprés (en menos de 24 horas) han aumentado por encima de un 10% cada año. El 15% de los compradores online desea recibir su pedido en el mismo día y el 86% de todos los repartos son solicitados a domicilio. “Esto supone generar unos costes de hasta 3 o 4 veces mayores que los que supone vender los productos en los establecimientos. El quick-commerce tiene un mayor impacto medioambiental, por el incremento del número de desplazamientos con vehículos a media carga y requiriendo más vehículos para la entrega que por lo general son antiguos y muy contaminantes”, señala la profesora de EAE Business School.


Últimas Noticias

Nombramientos