HayCanal.com

Miedo a las apps de citas

Miedo a las apps de citas

De acuerdo con las conclusiones de un estudio, los estafadores de las aplicaciones de citas suponen un serio obstáculo para las personas que desean utilizar estos servicios. En concreto, el 46 por ciento de los encuestados en España tiene miedo a utilizarlas, por temor a ser engañado por los estafadores.

Una nueva encuesta mundial encargada por Kaspersky explora el papel de las aplicaciones de citas y el estado actual de la tecnología y las relaciones.

El 27% de los españoles encuestados no confía en general en las personas de las aplicaciones de citas. Sin embargo, sólo el 12% fue objetivo de los ciberdelincuentes, y el 30% de los que fueron contactados por los estafadores consiguió evitar un ataque.

Millones de personas utilizan las aplicaciones de citas online o redes sociales con el fin de encontrar pareja. Pero en lugar de encontrar el amor, muchas se encuentran con un estafador que intenta embaucarlas para sacarles dinero. Los estafadores se sienten atraídos por los servicios de citas porque saben que los usuarios de estas plataformas buscan una conexión personal, y tratan de aprovecharse de ello.

Entre los fraudes más habituales encontrados en las aplicaciones de citas por los españoles encuestados, cabe destacar el catfishing (52%), los enlaces o archivos adjuntos maliciosos (17%) o el robo de identidad (14%).

Los usuarios que consiguieron evitar un ataque fueron capaces de identificar a un estafador por un perfil sospechoso que parecía falso (50%); se mostraron extremadamente cuidadosos y nunca enviaron dinero mediante apps de citas (42%); o pusieron especial atención a los mensajes sospechosos (48%). Casi una quinta parte (18%) de los encuestados empezó a sospechar cuando el estafador se negó a concertar una videollamada.

La falta de privacidad también es un problema grave para las aplicaciones de citas. Al 33% de los encuestados españoles les preocupa que sus datos personales circulen por Internet. Además, el 20% reconoció haber eliminado los servicios de citas porque quería que su información personal fuera más privada.

"Las citas online pueden percibirse como una aventura arriesgada, ya que al principio de la relación no se sabe nada del otro. Sin embargo, estar atento a algunas señales puede ayudar a estar alerta y prestar atención al comportamiento de la pareja digital. Si te piden dinero o datos personales durante el primer o segundo día de las citas online, es recomendable reflexionar acerca de si es seguro seguir comunicándose con esa persona. Además, establecer medidas de seguridad puede ser una forma útil de que la experiencia de citas online resulte segura y agradable", comenta David Jacoby, investigador de seguridad de Kaspersky.

Los terapeutas Birgitt Hölzel y Stefan Ruzas, del bufete Liebling + Schatz de Munich, añaden: “Cualquiera que se registre en una aplicación de citas está, en principio, dispuesto a abrirse y revelar información personal hasta cierto punto. Al fin y al cabo, para conocerse hay que estar dispuesto a compartir detalles sobre uno mismo. Si esta apertura -con la indefensión que conlleva- es aprovechada por alguien con malas intenciones, las heridas serán profundas. En un encuentro cara a cara, las personas confían en reconocer si alguien tiene buenas o malas intenciones. Pero aquí también es posible equivocarse, porque los estafadores experimentados saben disfrazarse increíblemente bien.

Las nuevas tecnologías desempeñan un papel ambivalente. Por un lado, es el medio elegido, y mucha gente sabe cómo protegerse. Por otro, los usuarios son conscientes de que hay muchas formas (sofisticadas) de abusar de ellas.

Para protegerse, hay que saber qué busca el estafador. ¿Dinero? ¿Datos? ¿Una identidad que robar? ¿O la otra persona quiere acosarte o chantajearte emocionalmente?

En estas situaciones, debes hacerte inmediatamente la contra pregunta: ¿por qué es importante esta información para la otra persona? Tanto si te preguntan por tu situación financiera o de salud, un acontecimiento importante de la vida reciente, el nombre de tu empleador o tu puesto en la empresa, si te solicitan fotos eróticas, una solicitud para hablar con amigos, secretos o defectos, por nombrar sólo algunos. Hay que tener mucha precaución y, si persiste la sensación de extrañeza, se debe cortar el contacto inmediatamente".


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos