HayCanal.com

Elegir el extensor de red

Elegir el extensor de red

Sabemos que la inmersión de la tecnología en nuestras vidas ha desencadenado un sinfín de formas nuevas de hacer las cosas. Además, la pandemia ha impulsado la necesidad de realizar diversas actividades de manera telemática, lo que nos adentra de golpe en una nueva era tecnológica.

Un primer paso fundamental hacia una mejor adaptación a este nuevo mundo digital es disponer de una buena conexión Wi-Fi en todos los rincones de casa. Parece lógico, sin embargo, hoy en día muchos hogares españoles siguen batallando con la calidad de su experiencia en juegos online, teletrabajo, videollamadas o streaming de video en ciertas estancias de la casa.

Existen diferentes tecnologías que nos ayudan a mejorar nuestra conexión Wi-Fi: adaptadores powerline, extensores de cobertura o Wi-Fi Mesh. En esta ocasión vamos a hablar de los extensores o amplificadores Wi-Fi, que se enchufan cerca de nuestro router, se conectan a la señal que emite el router y la extienden incluso con mayor potencia al área donde previamente la señal era débil o inexistente. Los extensores de cobertura están especialmente indicados en hogares de una sola planta con varias estancias o amplios pasillos. Te contamos algunos puntos clave esenciales para instalar tu extensor y disfrutar de una mayor cobertura de una forma super sencilla.

•    Velocidad y compatibilidad con el estándar Wi-Fi. A día de hoy, la mayoría de nuestros routers y dispositivos electrónicos soportan 2 bandas de datos, la de 2.4 GHz y la de 5 GHz, por tanto, si queremos aprovechar al máximo sus prestaciones, lo ideal será optar por un extensor Wi-Fi de banda dual también, y así ofrecer mayor velocidad de conexión a todos los dispositivos.

Ten siempre en cuenta la compatibilidad con el estándar de transmisión de tu router, esto es WiFi N (802.11 n), WiFi AC (802.11 ac) o WiFi 6 y procura que el extensor soporte el mismo estándar para obtener la mayor velocidad Wi-Fi.

Te recomendamos además que tu extensor cuente con al menos dos antenas externas. Este tipo de antenas son más efectivas que las internas a la hora de aumentar la cobertura y mejorar la estabilidad inalámbrica.

•    Configuración. Un repetidor Wi-Fi es muy sencillo de instalar, tan solo debes conectarlo a la corriente y tener a  mano el nombre de la red y la contraseña. Sin embargo, existe la opción WPS, conocida como configuración protegida, que facilita aún más la puesta en marcha. Sencillamente pulsar el botón WPS durante dos segundos en tu router y acto seguido haz lo mismo en el botón WPS de tu extensor de cobertura.

•    Seguridad. Muy importante hoy en día contar con dispositivos que protejan nuestra información, sobre todo si teletrabajas y manejas información sensible. Para ello, lo mejor es  optar por un extensor que integre WPA2+AES, el último estándar en encriptación, más seguro hasta el momento que brindará la máxima seguridad a tu red.

•    LEDs. Parece un detalle poco significativo pero es importante. Que el dispositivo cuente con luz LED de señal inteligente te ayudará a encontrar la mejor ubicación para colocar tu extensor a camino entre el router y el área donde necesitas ampliar la cobertura, indicándote si la conexión es mala, buena u óptima.

TP-Link cuenta con modelos únicos y diversos de extensores de red que, no sólo se mimetizan con cualquier entorno gracias a su moderno diseño, sino que cuentan con la última tecnología. Extensores como el RE505X con tecnología Wi-Fi 6 y OneMesh otorgan mayor velocidad y capacidad tanto en red inalámbrica como mediante Ethernet, gracias a su Puerto Gigabit. Por su parte, si buscas un mayor alcance, con el RE650 AC2600 lograrás tener una cobertura de hasta 1000 metros cuadrados.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos