HayCanal.com

La revolución del teletrabajo

La revolución del teletrabajo

Un año después de iniciarse la revolución mundial del teletrabajo, el cambio a trabajar desde casa o desde cualquier lugar ya está generando profundos efectos en la transformación digital de las empresas, y en la preocupación por la seguridad de los datos.

Según el nuevo estudio de Lenovo sobre El Futuro del Trabajo y la Transformación Digital, una gran mayoría de las empresas (83%) espera trabajar de forma remota al menos la mitad del tiempo, mientras que el 60% de los empleados no solo está de acuerdo, sino que se muestra encantado con la iniciativa. Estas nuevas conclusiones forman parte de una encuesta mundial realizada a principios de 2021 a más de 8.000 empleados y responsables de TI en 14 mercados de empresas de todos los tamaños sobre el impacto del teletrabajo, incluida la satisfacción laboral, los retos tecnológicos y las soluciones.

Una de las conclusiones más importantes es que los trabajadores se han adaptado a su nueva vida de trabajo desde casa. La mayoría de los empleados (83%) quiere un modelo de trabajo híbrido tras la pandemia de COVID, que las empresas afirman estar más que dispuestas a conceder porque saben que es una forma de impulsar el compromiso de los empleados y atraer nuevos talentos. Permitir el trabajo en remoto ha supuesto un cambio en la adopción digital, con un mayor uso de dispositivos personales para trabajar; una mayor adopción de la nube y el software de colaboración; y una mayor atención a la seguridad de los datos entre las funciones de TI en empresas de todos los tamaños. El estudio también pone de manifiesto que los proveedores de tecnología de confianza tendrán que desempeñar un papel clave en el desarrollo de futuras estrategias digitales, mientras que el dispositivo como servicio (DaaS) está ganando adeptos entre las grandes empresas para facilitar el suministro de dispositivos tecnológicos actualizados a los empleados y como forma de liberar recursos valiosos para prioridades más estratégicas.

«Ante unas empresas y unos empleados optimistas sobre un futuro del trabajo híbrido y de colaboración en remoto, los departamentos de TI se enfrentan actualmente a un aumento en los costes de recursos de la seguridad de los datos y el cumplimiento —comentó Gianfranco Lanci, presidente y director de Operaciones de Lenovo—. Ahora más que nunca, las empresas necesitan socios tecnológicos de confianza que gestionen completamente su hardware, software y servicios para maximizar el valor e impulsar la seguridad».

Los empleados superan el agotamiento del teletrabajo y empiezan a adoptar un modelo híbrido

1

En contra de las preocupaciones iniciales de que el trabajo a distancia provocaría un aumento del agotamiento de los empleados durante el primer año de la pandemia, el estudio de Lenovo reflejó que la mayoría de los trabajadores se ha adaptado notablemente bien al trabajo desde casa o desde cualquier lugar: el 70% afirma que la flexibilidad les hace estar más contentos con su trabajo en general. Alrededor del 60% de los empleados encuestados prefiere trabajar a distancia al menos la mitad del tiempo, mientras que más de un tercio prefiere teletrabajar la mayor parte o todo el tiempo. Este sentimiento aumenta entre los trabajadores de las grandes empresas, ya que aproximadamente dos tercios de los encuestados de las grandes empresas prefieren teletrabajar al menos la mitad del tiempo. No es raro, sobre todo en las grandes organizaciones, trabajar con equipos de distintos continentes y zonas horarias, lo que hace que la ubicación física de una oficina sea menos relevante para una colaboración eficaz.

Sin embargo, los empleados aluden a una serie de retos. El principal de ellos es la lentitud o inestabilidad de la conexión a Internet en casa. Además, casi la mitad de los empleados de las medianas empresas (50%) y de las pequeñas empresas o microempresas (42%) apuntan a retrasos o dificultades para obtener cualquier tipo de soporte informático cuando lo necesitan. Las empresas pueden considerar la posibilidad de contar con ordenadores conectados en todo momento con LTE o 5G integrados como forma de ofrecer a los empleados la libertad de no depender únicamente de la red Wi-Fi doméstica y brindar mayor seguridad. Los dispositivos, servicios y soluciones de software más inteligentes, capaces de autodiagnosticar y anticiparse a los problemas de TI, también pueden ayudar a las pequeñas empresas que no suelen contar con un sólido equipo de soporte informático.

El 90% de los trabajadores encuestados sigue queriendo tener la posibilidad de ir a la oficina para conectar con sus compañeros y el 56% afirma ser más productivo en casa, por lo que está claro que el papel de la oficina va a cambiar. La oficina ya no es el lugar donde se trabaja; está evolucionando hacia un lugar donde se puede conectar y colaborar mientras el trabajo sesudo se reserva para el tiempo de concentración en casa.

Las difusas líneas entre los dispositivos digitales personales y profesionales de los trabajadores muestran cómo trabajamos

2

El teletrabajo también ha dado lugar a un nuevo conjunto de soluciones digitales de hardware, software y servicios. La colección de dispositivos y tecnología para el trabajo se ha vuelto cada vez más personal y colaborativa. Los empleados se inclinan cada vez más por el uso de sus dispositivos personales, como ordenadores portátiles, smartphones y tabletas, para trabajar. El 79% de los empleados encuestados afirma que ahora utiliza el smartphone para tareas relacionadas con el trabajo, como llamadas de voz y vídeo, correo electrónico y chat de trabajo. En lo que respecta a los ordenadores, tecnologías como la cancelación del ruido basada en la IA durante las llamadas, el obturador de privacidad de la cámara web para cuando no se utiliza, el cuidado de la vista con una intensidad de luz azul baja natural en las pantallas y una mejor refrigeración del dispositivo se sitúan entre las principales características de los dispositivos inteligentes de los empleados de empresas de todos los tamaños. No obstante, los trabajadores no están aprovechando suficientemente los programas de la empresa para financiar sus compras de tecnología. Mientras que el 80% de los departamentos de TI se mostró dispuesto a cubrir las compras de equipos relacionados con el trabajo, a veces tan solo el 22% de los empleados ha utilizado estas políticas.

No es de extrañar que las herramientas de colaboración en la nube y de software para necesidades como las videollamadas y el trabajo simultáneo en documentos sean ahora esenciales para nada menos que el 97% de los empleados. Casi dos tercios de los encuestados afirman también que estas herramientas ayudan a mejorar la productividad y la eficiencia.

La innovación primero; la seguridad, siempre - No hay transformación digital sin seguridad y servicios digitales

3

Con el creciente uso de herramientas de colaboración y en la nube conectadas a distancia —donde incluso los dispositivos domésticos inteligentes pueden aumentar el riesgo para los datos de la empresa cuando los empleados se conectan en remoto—, la seguridad de los datos ha saltado, y con razón, a la primera línea de las consideraciones de TI y es ahora la prioridad número uno para la transformación digital. Esta preocupación está ejerciendo cada vez más presión en los recursos del departamento de TI. Los responsables de TI se sienten más preparados para otra pandemia que contra las amenazas relativas a los datos. La seguridad de los datos y el cumplimiento normativo son los aspectos que más tiempo y dinero consumen en los departamentos de TI, mientras que la mayoría de las grandes y medianas empresas ya están suscritas a un servicio de seguridad informática.

Las empresas de todos los tamaños tendrán que lidiar con la mejor manera de mantenerse protegidas con la integración de los servicios de seguridad de los socios, y comprometerse con un enfoque más ágil a la seguridad centrado en el negocio y que tenga en cuenta la nube y los datos. Frente a estas preocupaciones al alza, casi todas las empresas afirman contar con algún tipo de plan de continuidad, como la copia de seguridad de los datos en la nube (45%), la copia de seguridad física de los datos (39%) y la formación sobre seguridad de los datos (39%).

Con el auge de la cultura de las suscripciones, los encuestados responsables de TI —sobre todo de medianas y grandes empresas— también expresaron su creciente interés por las soluciones DaaS, que pueden mantener el hardware actualizado, adaptar las necesidades de tecnología con el paso del tiempo e incluso liberar horas y recursos para proyectos más estratégicos. Con una décima parte de las empresas suscritas actualmente a un servicio de tipo DaaS, casi dos tercios (63%) muestran más interés, lo que apunta a un aumento de la tendencia de «todo como servicio» (EaaS) del consumidor al ámbito comercial. Se espera que el modelo EaaS también se expanda y agilice los despliegues de TI con soluciones llave en mano, acortando así los plazos de meses a días.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos