HayCanal.com

El home office: ¿ha venido para quedarse?

El home office: ¿ha venido para quedarse?

El home office, una tendencia que ya se encontraba al alza en grandes compañías, ha acelerado su adopción en los últimos meses de forma exponencial en todo el mundo.

Debido al establecimiento de estado de alarma en muchos países, que ha impedido a los ciudadanos salir de sus domicilios durante largos periodos de tiempo, empresas de todos los tamaños y sectores han tenido que adaptarse al trabajo en remoto para continuar con su actividad, muchas de ellas sin los suficientes recursos tecnológicos ni planificación para abordarlos.

De hecho, en España la tasa de trabajadores que realizan sus labores en remoto ha aumentado cerca del 30%. Concretamente, en 2019, tan solo un 4,8% de los ocupados teletrabajaban, mientras que, durante las semanas de restricciones por la pandemia, el porcentaje se ha incrementado hasta el 34% del total.

Los buenos resultados del home office en los últimos meses han demostrado a las empresas que se pueden alcanzar los mismos estándares de calidad y eficiencia, al mismo tiempo que se aumenta la motivación de los empleados. Es por ello que muchas empresas han empezado a establecer estrategias para potenciar el capital humano más allá del trabajo presencial, como la funcionalidad y agilidad de las herramientas de trabajo colaborativo o la seguridad de los datos teniendo en cuenta la movilidad y la accesibilidad de los trabajadores a los sistemas corporativos desde sus domicilios.

Así, cerca del 80% de las empresas apuestan por mantener el teletrabajo de sus equipos en al menos un 50% de su jornada tras la crisis, lo que provocará un cambio en el modelo de empresa, que tendrá que poner énfasis en su estrategia digital. Las organizaciones están redefiniendo, muchas de ellas sobre la marcha, las formas de trabajo inspiradas en enfoques colaborativos que potencian la innovación constante y el compromiso real del equipo. Es por ello que la capacitación en el uso de las tecnologías adecuadas y la concienciación de los riesgos son esenciales para el éxito de la transformación digital generalizada de las compañías y de sus profesionales.

A grandes rasgos, los tres principales factores que influyen en la adopción del trabajo en remoto con éxito son disponer de herramientas de productividad y colaboración eficientes, instaurar una cultura organizacional ligada a la digitalización y contar con la conectividad y seguridad que permiten a los profesionales trabajar desde donde necesiten hacerlo.

La comunicación del futuro

Sin embargo, la oferta de sistemas de comunicación para las empresas es tan amplia que en ocasiones es difícil escoger la que mejor se ajusta a las necesidades de cada compañía. Por ello, las empresas deben tener en cuenta una serie de aspectos clave a la hora de decidir qué tecnología ayudará mejor a que sus trabajadores colaboren de forma remota. Entre estos aspectos se encuentran la facilidad de uso, la agilidad y posibilidad de personalización, la integración con otros sistemas, la accesibilidad y movilidad, y la seguridad.

Que la tecnología está preparada para ofrecer a las empresas la comunicación del futuro es un hecho, y la necesidad de que las empresas sean conscientes de la importancia de la transformación digital para adaptarse a las nuevas formas de trabajo colaborativo, es innegable. Las soluciones de trabajo colaborativo apuestan por sistemas de comunicación en la nube para aumentar las funcionalidades disponibles y poder trabajar de forma unificada con todos los sistemas tecnológicos de la empresa, desde cualquier lugar.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos