HayCanal.com

Facebook en la guerra entre Twitter y Trump

Facebook en la guerra entre Twitter y Trump

Llega un nuevo capítulo al nuevo serial sobre las fake news en las redes sociales en Estados Unidos. Mientras las llamas amenazaban la Casa Blanca por otras razones conocidas por todos pero que al final han acabado teniendo relación con este tema, la polémica surgida entre la administración Trump y Twitter se agriaba con el re-alistamiento de un viejo ejército en esta guerra, que en el fondo es mucho más vieja que lo que está aparentando estos días, aunque pocas veces ha llegado a estos niveles de hostilidad. Por supuesto, ese nuevo combatiente es Facebook. ¿Que de qué lado está? Veámoslo.

Tras el primer episodio de la batalla, en el que Twitter etiquetó por primera vez un mensaje de Donald Trump, cuestionando el voto a distancia, como sospechoso de falsedad, y la consiguiente queja del presidente de EEUU por considerarlo un ataque contra la libertad de expresión, el máximo mandatario firmaba el jueves pasado una orden ejecutiva para las compañías de redes sociales con el objeto de evitar estas prácticas de verificación de hechos. Trump advirtió entonces que su decisión se basaba en la posibilidad de impedir el silenciamiento de voces que actualmente ejecutan los editores.

Un pequeño puñado de monopolios de redes sociales controla una gran parte de todas las comunicaciones públicas y privadas en los Estados Unidos”, manifestó Trump cuando firmó la orden. “Han tenido un poder sin control para censurar, restringir, editar, dar forma, ocultar, alterar, prácticamente cualquier forma de comunicación entre ciudadanos privados y grandes audiencias públicas”.

Desde la revista Forbes apuntan a que esta iniciativa del jefe del ejecutivo estadounidense podría significar el final del chequeo de noticias tal como se conoce. Según infobae, “podría ser devastador para aquellas plataformas líderes del universo digital a las que se las dejaría de tratar como “publicadores”, como el resto de los medios de comunicación. Esto daría espacio a otras plataformas que están asomando”.

El columnista de Forbes Billy Bambrough, especialistas en tecnología y blockchain, escribía que “Facebook y Twitter se ven obligados a tomar decisiones que preferirían no: quién puede publicar qué en sus plataformas. El tamaño y la escala de estos sitios de redes sociales se asemeja a algunos de los bancos más grandes en el apogeo de la crisis financiera, aunque ahora no son demasiado grandes para quebrar, sino demasiado grandes para bloquearlos”.

Bambrough continúa: “Los absolutistas de la libertad de expresión argumentan que ser eliminados o censurados de los principales canales de redes sociales les impide participar en la sociedad. Por otro lado, los capitalistas estrictos creen que las empresas comerciales deberían poder decidir quién usa sus servicios y no se les puede hacer acoger personas y opiniones que no les gustan o que podrían dañar sus resultados. Algunos piensan que las redes sociales descentralizadas basadas en blockchain que son resistentes al Gobierno o al control interno son una respuesta potencial”.

Según el autor de la columna, “la actitud arrogante de Trump hacia las redes sociales está obligando a Twitter y Facebook a comenzar a actuar como ‘árbitros de la verdad’, a pesar de la resistencia del presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg”. “Creo firmemente que Facebook no debería ser el árbitro de la verdad de todo lo que la gente dice en línea”, dijo la semana pasada Zuckerberg a Fox News antes de que se conociera la decisión de Trump. “Las compañías privadas probablemente no deberían -especialmente estas compañías de plataformas- no deberían estar en la posición de hacerlo”, añadió.

Las redes sociales descentralizadas basadas en blockchain parecen reflejar las propias creencias de Zuckerberg, y eventualmente pueden destronar a los actuales operadores de Internet”, concluyó Bambrough.

Los disturbios en EEUU por la muerte de George Floyd desencadenan otra batalla

Por si todo lo anterior fuera poco, el viernes Twitter ocultaba por vez primera un mensaje de Trump acerca de los disturbios durante las protestas contra la muerte del afroamericano George Floyd por agentes de policía de Minneapolis. Según la red social, el tuit del presidente “glorificaba la violencia”. Pero he aquí que Facebook no eliminó el mismo mensaje en su propia red.

Mark Zuckerberg, tuvo que explicar la decisión: "A diferencia de Twitter, no tenemos una política de poner una advertencia frente a las entradas que pueden incitar a la violencia porque creemos que si un post incita a la violencia debe ser eliminado sin importar si es noticia de interés o viene de un político".

Las declaraciones de Zuckerberg pudieron probablemente gustar a Donald Trump, pero no así a los empleados de Facebook. Cientos de ellos han organizado una protesta virtual por una decisión que, consideran, pondrá a la red social "en el lado equivocado de la historia".


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos