HayCanal.com

La tecnología como motor del cambio

La tecnología como motor del cambio

Las empresas que se esfuerzan por implantar aplicaciones en la nube que estén siempre disponibles desde cualquier lugar, pueden tropezar con varios obstáculos. A menudo, se ven obstaculizadas por sus arquitecturas de TI existentes o por presupuestos de TI que se establecen desde una perspectiva puramente tecnológica.

La transformación digital ofrece grandes beneficios empresariales, por lo que es necesario justificar las inversiones. Esto significa adoptar una visión a largo plazo, algo que está respaldado por los resultados de una encuesta de KPMG a CEO sobre cómo la pandemia aceleró la transformación digital. La encuesta revela que el 31 % de los CEO calificaron la "dificultad para tomar decisiones rápidas relacionadas con la tecnología" como el principal reto, mientras que más de una quinta parte (22 %) citó la "falta de perspectiva de los futuros escenarios operativos".

La mayoría de las organizaciones adoptan un enfoque habitual centrado en la red, que consiste en establecer una red fiable, como punto de partida. A medida que las amenazas evolucionan, se añaden más controles de seguridad. Sin embargo, ahora que los usuarios acceden a más aplicaciones desde más lugares y las aplicaciones se trasladan del centro de datos a la nube, Internet se ha convertido en la red de la empresa. A medida que los usuarios se enrutan a través de topologías cada vez más complejas, las redes se vuelven menos eficientes.

Un enfoque dirigido a los beneficios

Aprovechar las prestaciones de la nube implica transformar las aplicaciones, la red y la seguridad, pero la tecnología no debe ser el único motor del cambio. La transformación digital debe adoptar un enfoque orientado a los beneficios empresariales que incluya factores como la experiencia del usuario, la supresión de costes, la reducción de la complejidad y el mantenimiento de la competitividad.

Los usuarios quieren un acceso rápido, fiable y sin complicaciones a las aplicaciones y servicios. Mantener las tecnologías diseñadas para proporcionar acceso a las aplicaciones en la oficina y utilizar diferentes soluciones para el acceso remoto puede ser frustrante. No solo afecta a la experiencia del usuario, sino que también reduce la productividad. Además, los entornos multicloud aumentan los riesgos de seguridad y la complejidad.

Un modelo de infraestructura heredado de tipo "hub-and-spoke"(centro y distribución) es complejo y, por tanto, costoso. También consume recursos de TI. En lugar de distribuir el tráfico, los usuarios deberían conectarse automáticamente a las aplicaciones a través de la ruta de acceso más rápida. Este modelo de conexión directa centrado en el usuario permite el acceso a las aplicaciones desde todas las ubicaciones, evita costes innecesarios, reduce la complejidad y crea una base ágil y más competitiva para el negocio.

Superando los desafíos de la empresa

Este enfoque allana el camino hacia una forma de trabajar completamente nueva, pero también desafía el statu quo y requiere una mentalidad totalmente nueva. Las iniciativas transformadoras como éstas a menudo se paralizan porque no está claro cómo empezar y gestionar eficazmente el viaje.

Una opinión generalizada es que un menor protagonismo de los muros perimetrales de seguridad reducirá el control y disminuirá la seguridad. Otro problema común es la visibilidad de las aplicaciones internas, los usuarios y los dispositivos que utilizan. Es habitual que las organizaciones se sientan más seguras del conocimiento de Internet que de sus propias redes.  

Zero Trust es un ejemplo de cómo superar los obstáculos en la transformación de la empresa. Como iniciativa de seguridad, la confianza cero puede ser difícil de conectar con un objetivo empresarial, y más difícil aún de vincular con una fecha de ejecución.

Las medidas de seguridad son extremadamente importantes para una transformación integral. Al fin y al cabo, las empresas quieren estar ciberseguras, pero los proyectos suelen quedar relegados a un segundo plano hasta que un incidente (como una filtración de datos) los acelera a la máxima prioridad.

Esto se debe a que la transformación impulsada por la seguridad debe probar efectivamente un hecho negativo y dar valor a algo que es intangible. Los modelos de negocio que deben demostrar la rentabilidad de la inversión pueden tener dificultades para monetizar el impacto de un posible incidente de seguridad. Sin embargo, la seguridad informática puede, y debe, ayudar a las organizaciones a alcanzar sus objetivos empresariales.

Una gestión de accesos coherente y Segura

Zero Trust es un recurso para mejorar la experiencia del usuario, reducir la complejidad y mejorar la seguridad. Se trata, sin duda, de una iniciativa transformadora y el momento de ponerlo en marcha es antes, no después, de un incidente de seguridad. El cambio de la infraestructura transforma las operaciones, los procesos, el servicio al cliente, etc., y la seguridad es algo que va de la mano.

En lugar de partir de la tecnología y tratar de justificar el caso de negocio, las empresas deberían considerar la transformación de forma íntegra teniendo en cuenta los objetivos y beneficios del negocio. Antes de embarcarse en un cambio importante en las aplicaciones y en la forma de acceder a ellas a través de SaaS, es necesario mantener una conversación más amplia sobre los objetivos de la empresa. El programa de transformación resultante no sólo abordará las necesidades inmediatas y solucionará los problemas actuales, sino que también equipará a la empresa para afrontar el futuro.

Mark Peet, VP y Director General EMEA, Zscaler


Últimas Noticias

Nombramientos