HayCanal.com

Trazabilidad de contactos, la tecnología para detener los rebrotes del virus

Trazabilidad de contactos, la tecnología para detener los rebrotes del virus

Esta táctica basada en la analítica de datos y utilizada desde hace décadas, sirve para romper cadenas de transmisión mediante la identificación de personas que hayan tenido contacto con alguien infectado a fin de salvar vidas.

El COVID-19 ha impactado duramente en la sociedad y en la economía de todo el mundo. A pesar de que en España se levantó el estado de alarma y nos encontramos en la nueva normalidad, aún se trata de una enfermedad en activo y ante la que hay que protegerse.

De hecho, según el último informe del Ministerio de Sanidad disponible hasta este momento (22 de julio, 17.00 horas), el número de contagiados ha vuelto a crecer debido a los más de 200 rebrotes que se encuentran activos en el territorio. Solo en las últimas horas se han detectado 730 nuevos contagios, y en la última semana 288 casos han precisado hospitalización médica.

La rápida velocidad de transmisión del virus ha ejercido una gran presión en el sistema sanitario público, que se ha visto sobrepasado en los momentos clave de la curva de propagación, especialmente en aquellas comunidades autónomas más afectadas por la cifra de enfermos. En este sentido, la situación ha puesto de manifiesto la necesidad de la tecnología como aliado capaz de ayudar, entre otros aspectos, a hacer un uso más efectivo de los recursos disponibles, a mejorar los sistemas de gestión de personal y pacientes, y, en la medida de lo posible, a reducir la propagación del virus mientras investigadores de todo el mundo buscan una vacuna.

detener_rebrotes_virus

Pero ¿qué papel juega? Además de ser un elemento clave para la reactivación económica, con las herramientas tecnológicas se puede analizar de manera ágil la información disponible y obtener insights que, de otra manera, requeriría más tiempo obtener. Por ejemplo, ha dado la posibilidad de crear sistemas de control térmico y detección de posibles focos infecciosos en tiempo real, así como ha dado origen a nuevas oportunidades en la gestión del paciente y en el rastreo de epidemias, haciendo seguimientos a partir de la trazabilidad de los datos móviles para monitorizar tendencias de movimiento o permitiendo el diagnóstico de personas desde casa para hacer triajes a distancia.

En el punto en el que estamos, cuando una segunda ola de la epidemia es una posibilidad real, la tecnología pone a disposición del sistema sanitario y de los gobiernos recursos que pueden ayudar en la tarea de reducir la expansión y exposición al virus”, señala Antonio Navarro, consultor de soluciones de Salud Pública de SAS para EMEA. “Con la analítica de datos podemos analizar la información existente de manera objetiva para tomar mejores decisiones. Podemos trazar automáticamente las redes de relación solventando uno de los mayores impedimentos que tienen los rastreadores hoy en día y automatizar notificaciones interactivas a los contactos expuestos que así lo autoricen. En este sentido, la trazabilidad de contactos es una táctica crucial para la reducción de la propagación de enfermedades transmisibles, como es el coronavirus”, añade.

Los objetivos generales que la tecnología pretende conseguir son varios. En primer lugar, el de ayudar a los trazadores de contactos a realizar los seguimientos de la manera más eficaz posible, por ejemplo, al automatizar las redes de relaciones; en segundo lugar, facilitar a los organismos públicos métricas lo más segregadas posibles para contener la tasa de contagio sin llegar a tener que tomar medidas drásticas como los confinamientos de la población general.

Trazabilidad de contactos para salvar vidas

La presente pandemia ha puesto en evidencia las debilidades del enfoque tradicional del rastreo de contactos. El brote de COVID-19 ha destacado la necesidad de buscar soluciones innovadoras de analítica avanzada que modernicen la capacidad de trazabilidad en aras de dar respuesta a tres retos clave: reducir la velocidad de transmisión, movilizar los recursos suficientes de salud pública y mejorar la coordinación entre diferentes organismos para identificar de forma más rápida los focos de contagio y actuar en consecuencia.

rastreo

Ejemplo de mapa de trazabilidad de contactos. Fuente: SAS.

La trazabilidad de contactos, utilizada desde hace décadas con la intención de detener varias enfermedades contagiosas, sirve para romper cadenas de transmisión mediante la identificación de localizaciones y de personas que hayan tenido contacto con alguien infectado y que, así, éstas puedan tomar las medidas necesarias para su aislamiento, realizar la PCR si hubiera síntomas o empezar con el tratamiento en caso de ser necesario. En resumidas cuentas, es un proceso de identificación, orientación y apoyo a las personas que pueden haber entrado en contacto con alguien infectado, y la posterior recopilación de información para actuar en consecuencia.

La analítica y la visualización de datos pueden ayudar a los funcionarios de salud pública, exponiendo, “insights de la trazabilidad de contactos y de los datos públicos de salud existentes, a fin de descifrar los vínculos inesperados o no disponibles, quién debe hacer el test, dónde se está expandiendo el virus, o qué poblaciones presentan mayor vulnerabilidad para ayudar a salvar vidas”, comenta Ana Moreno, responsable de negocio de Salud Pública de SAS.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos