HayCanal.com

Cuerpos de diplomacia en Europa, amenazados por un nuevo troyano espía

Cuerpos de diplomacia en Europa, amenazados por un nuevo troyano espía

En las últimas semanas están llegando a la redacción de Hay Canal múltiples noticias del entorno de la ciberseguridad. Ya es algo habitual que sea el ámbito más recurrente del sector IT, al menos a nivel informativo, pero en estos tiempos tan especiales los ciberataques se han multiplicado. Este es un nuevo caso de amenaza para los sistemas informáticos, y de nuevo sobre uno de los tipos de malware que más están apareciendo, los troyanos.

En noviembre de 2019, las tecnologías de Kaspersky descubrieron nuevos ataques de malware orientados a instituciones diplomáticas europeas, con la propagación inicial del malware disfrazada de una solicitud de visado falsa. Nuevos análisis han indicado que este software espía utiliza la misma base de código que COMPFun.

El spyware se propaga a través de los dispositivos de las víctimas para recopilar y transmitir datos al autor de la amenaza. Es muy utilizado por varias APT y su peligro es equivalente al de la victimología seleccionada: sea el gobierno o sectores de infraestructura crítica, la información obtenida podría ser de gran valor para los operadores de malware, y provocar muchos cambios en el escenario afectado.

El malware detectado tiene grandes similitudes de código con el de COMPFun, del que se informó por primera vez en el año 2014. En 2019, la industria ya fue testigo de su sucesor, Reductor. Entre las funciones del nuevo troyano se incluye la capacidad de obtener la geolocalización del objetivo, recopilar datos relacionados con el servidor y la red, registrar las pulsaciones de teclas y realizar capturas de pantalla.

De acuerdo con los expertos de Kaspersky, se trata de un troyano completamente desarrollado que es capaz también de propagarse en dispositivos extraíbles. En su primera etapa como dropper en el que se descarga de la red local compartida, mantiene el nombre del archivo relacionado con el proceso de solicitud de visado, que se corresponde con las entidades diplomáticas destinatarias. La solicitud legítima se mantiene cifrada dentro del dropper, junto con el malware de 32 y 64 bits de la siguiente etapa.

Basándose en la victimología, Kaspersky asocia el malware original COMPfun, con el grupo de APT Turla con un nivel de confianza medio-bajo.

"Los operadores de malware mantuvieron su interés en las instituciones diplomáticas y en la aplicación de solicitud de visado, almacenada en un directorio compartido dentro de la red local, ya que el vector de contagio inicial actuaba a su favor. La combinación de un enfoque adaptado a sus objetivos, con la capacidad de generar y ejecutar sus ideas, hace que los desarrolladores que están detrás de COMPFun sean sin duda un potente equipo ofensivo", afirma Kurt Baumgartner, investigador principal de seguridad de Kaspersky.

Para mantener a las organizaciones protegidas de amenazas como COMPfun, Kaspersky recomienda:

• Realizar periódicamente auditorías de seguridad en la infraestructura de TI.

• Utilizar una solución eficaz de seguridad para endpoints, con protección contra amenazas de archivos, y mantenerla actualizada para que pueda detectar los últimos ejemplos de malware.

• Activar soluciones EDR para detectar, investigar y reparar de manera oportuna los incidentes en los endpoints.

• Implementar una solución de seguridad corporativa que detecte amenazas avanzadas en el nivel de la red en una fase temprana, además de adoptar una protección básica para los endpoints.

• Proporcionar al equipo del SOC acceso a la última Inteligencia de Amenazas para mantenerse al día con las nuevas y emergentes herramientas, técnicas y tácticas utilizadas por los actores de amenazas y cibercriminales.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos