HayCanal.com

10 pasos para digitalizar la empresa española en 2019

10 pasos para digitalizar la empresa española en 2019

Escapar de la estrategia de diferenciación a través del precio, conseguir socios digitales o transformar los procesos de negocio, algunas de las claves.

El uso de la Red se ha vuelto casi imprescindible para millones de empresas españolas. Nos encontramos en plena transformación digital, y el éxito empresarial se mide por la capacidad de innovar y, con ello, generar nuevos modelos (organizativos, productivos, empresariales, etc) y nuevas fuentes de ingresos.

Según recoge el informe Digital Transformation Index (“DT Index”), 7 de cada 10 empresas españolas ya está invirtiendo en tecnologías para la transformación digital. De hecho, el Índice de competencia digital (ICD), indicador que determina el nivel de implementación de las competencias digitales en la empresa española, ha experimentado una considerable mejora respecto al año pasado, pasando del 13,70 al 24,11% actual.

Estos datos reflejan una clara tendencia alcista en el proceso de digitalización de la empresa española. Entonces… ¿qué pasos deben seguir las compañías para digitalizarse? Estos son los 10 pasos imprescindibles para lograrlo:

1.      Análisis de la coyuntura: Es imprescindible realizar un análisis que nos brinde una visión de conjunto, a través del estudio de los actores sociales y sus relaciones. De esta forma podremos determinar posibles amenazas y oportunidades para la empresa. Es decir, se trata de realizar un autodiagnóstico estratégico, valorando la revolución del usuario y la nueva Industria 4.0., un proceso de transformación de la organización no exenta de costes y esfuerzos.

2.      Empresa centrada en el cliente: “Si movemos el foco de atención del producto al cliente, lograremos consolidar la fidelización de los mismos. Para conquistar al usuario, debemos organizar toda la empresa alrededor suyo, él debe ser el protagonista, y nosotros existimos para identificar y resolver sus necesidades de una manera beneficiosa para ambas partes. Eso sí, debemos fijarnos en aquellos clientes que son más rentables para nosotros”, declara Esteban García, doctor en Economía y Empresas, experto en transformación digital y socio director en Hydra.digital.

3.      Escapar de la competencia en precio: La transformación digital basada en el cliente nos ayuda de manera efectiva a escapar de la competencia basada en precios y nos permite conquistar nuevas cuotas de mercado vía diferenciación. Para ello debemos construir una propuesta de valor diferencial, haciendo uso de las nuevas herramientas de trabajo que están a nuestra disposición, y entender cuáles son los problemas de alto valor de nuestros clientes, aquellos que están realmente dispuestos a pagar más.

4.      Los cuatro pilares de la empresa española. Si aplicamos la digitalización a estos pilares, tecnología, cultura, capital humano y finanzas, obtendremos una considerable mejora de la rentabilidad de los activos principales. “La optimización mediante nuevas tecnologías de todos los procesos asociados a estos cuatro pilares es condición necesaria, pero no suficiente. Para enfrentar esta nueva revolución del usuario, las empresas españolas deben incorporar un quinto pilar en sus cimientos: el cliente”, afirma García.

5.      Nuevos modelos de ingresos: L­a llegada de la digitalización ha generado nuevas fuentes de ingresos para las empresas: venta en aplicaciones, la venta directa a través de las redes sociales (Marketplace en Facebook, Instagram Shopping), plataformas online de venta o “afiliates” (programa de afiliados)… En definitiva, herramientas que representan una gran oportunidad para dimensionar su negocio. De hecho, según se desprende del Panel Icarus de Gran Consumo Q1 2018, Instagram es la red más eficiente para el Gran Consumo en España ya que lidera la generación de engagement, situándose en un 29%, muy por encima de Facebook (4%) al que incluso supera Twitter, con un 5%.

6.      Segmentación digital de clientes y nuevos modelos de relación. “Gracias a las posibilidades que nos ofrece la Inteligencia Artificial podemos identificar segmentos de clientes en un contexto digital, identificar patrones de comportamiento y automatizar planes relacionales que hagan rentable las inversiones necesarias, para detectar a qué clientes debemos dirigirnos y a cuáles no”, explica el experto en transformación digital. Para conseguir que la relación con el cliente sea exquisita y dé frutos hay que realizar una correcta segmentación para acceder específicamente a nuestro público objetivo y conocerle a fondo, sus gustos e intereses, siempre con disposición empática. Además, hacer una buena segmentación de la cartera de clientes nos permitirá ofrecerles una oferta a la medida de cada uno.

7.      Canales de comunicación digital: es clave definir cuáles van a ser los canales por los que vamos a localizar a nuestros clientes. A través del Marketing Digital y las redes sociales podemos diseñar un mapa digital efectivo que nos permita una comunicación fluida con nuestros segmentos de clientes de una manera lo más personalizada que se pueda, encontrando aquello en lo que estamos fracasando y por qué.

8.      Transformación de los procesos de negocio. Es esencial poner al cliente en el centro de nuestras operaciones, ofreciéndole una experiencia multicanal. Debemos aplicar también la transformación digital a los procesos clave. Un proceso de digitalización de una organización nos obliga a optimizar sus procesos desde una doble perspectiva. La primera para asegurarnos de prestar la mejor experiencia al cliente y, la segunda, para optimizar mediante la nueva tecnología digital el ratio coste/eficiencia de cada uno de esos procesos individualmente y de todo el servicio de manera global.

9.      Socios digitales. Según asevera Esteban García, “en la medida que las empresas evolucionan hacia estrategias de diferenciación, la presión de la competencia cede y es necesario desarrollar una cultura de colaboración. Esta nueva cultura nos permitirá centrarnos en nuestras actividades core a la vez que desarrollamos alianzas estratégicas que nos permiten dar soluciones globales a nuestros clientes con la máxima calidad, incluyendo dos nuevos indicadores: la eficiencia digital, para medir cómo la organización está aprovechando la transformación digital para aumentar la productividad, reducir sus costes y mejorar sus resultados, y las economías de escala, para ver en qué medida el avance digital está aumentando el potencial de desarrollo de la organización”.

10.  Infraestructura digital: una buena infraestructura digital debe ofrecer soporte a todo el proceso de cambios, apoyándose en algunas tendencias que pueden ayudar a la transformación digital de la empresa. Debido al impacto que causan en las redes corporativas encontramos entre las más importantes: infraestructuras escalables, sistemas en la nube, Data Intelligence y automatización.

Todo el proceso de digitalización de la empresa española carece de valor si no se pone el foco en la experiencia del usuario, dado que se han invertido los papeles y es el propio usuario el guía de la estrategia de las compañías. Estas deben acercarse a él y enamorarle a base de darle valor que sea difícilmente imitable por la competencia. En esta nueva era, para ganar el bolsillo del usuario primero se ha de ganar su corazón", concluye Esteban García.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos