HayCanal.com

La Inteligencia Artificial y el IoT, principales amenazas a la ciberseguridad en 2019

La Inteligencia Artificial y el IoT, principales amenazas a la ciberseguridad en 2019

Uno de los mayores retos a los que se enfrenta la empresa del siglo XXI es el cibercrimen.

La falta de una estrategia clara de ciberseguridad en las empresas es uno de los mayores errores que cometen las compañías a la hora de definir los objetivos de la organización. Las políticas de ciberseguridad deben estar bien definidas y se debe tener un compromiso con su cumplimiento para que pueda tener un efecto real y positivo a lo ahora de enfrentarse a amenazas cibernéticas.

La inversión en la defensa de los datos y la privacidad de una empresa es considerable, pero mucho mayor es el gasto que supone una brecha de seguridad. El coste medio de un ataque para una pyme asciende a 102.000€, siendo un 36% superior a los datos facilitados en 2017. Por otro lado, el incremento de ciberataques en grandes empresas fue el 24%, alcanzando un coste medio de 1.05 millones de euros. En el último año el 67% de las pymes ha sufrido un ataque cibernético y, según Norton, el 33% de los españoles ha sido víctima de un ataque digital.

En el marco de Cybersec Madrid Forum, organizado el pasado 29 de noviembre por Executive Forum en IE Business School, se reflexionó sobre los retos a los que se enfrenta la ciberseguridad y sobre cuáles serán las tendencias que marcarán 2019.

1.- La necesidad de la ciberseguridad en los dispositivos

La seguridad de los dispositivos móviles y conectados es uno de los modelos que necesita adaptarse urgentemente a los riesgos de seguridad. "La tendencia hacia la sensorización masiva es imparable", afirma Enrique Ávila, director del CNEC. "No podemos seguir lanzando millones de dispositivos al mercado con bajos niveles de seguridad para mantener la 'obsolescencia programada' como modelo productivo. Los dispositivos relacionados con la sanidad, la movilidad conectada, la ciudad inteligente y el ciudadano conectado serán el principal objetivo de las organizaciones orientadas hacia el 'Delito como Servicio'. La formación es uno de los pilares claves de la ciberseguridad, ya no es una cuestión de concienciación sino de alfabetizarse tecnológicamente como sociedad", asevera Ávila.

2.- La disrupción del vehículo conectado

La tecnología ha cambiado por completo el funcionamiento y las capacidades de los automóviles. La palabra disrupción es un concepto que va ligado de manera intrínseca a la cibernética. "El CaaS (Cybercryme as a Service) es ya una realidad", afirma Adolfo Ranero, CEO en Deep Mirror Automotive Cybersecurity. "En España la Ciberseguridad es la tercera prioridad en Seguridad Nacional, y se quiere estar a la cabeza de la innovación. Es por ello por lo que España quiere ser el primer país europeo en homologar vehículos en Ciberseguridad. En un mundo digitalizado, sin ciberseguridad no se puede hacer nada y nada puede existir, crecer o desarrollarse. Vivimos en un nuevo paradigma, en una cibercracia, llamado a revolucionar el sector de la automoción".

3.- La vulnerabilidad ante la Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas

Las nuevas tecnologías son las principales tendencias a la hora de innovar y también los objetivos más probables para sufrir un ataque cibernético. "Las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas servirán de impulso para realizar brechas de ciberseguridad en un futuro próximo", explica Fernando Sendra, technical service deputy director en Huawei. "Hay que trabajar en sistemas de protección perimetrales clásicos, en Sistemas Inteligentes de Seguridad Cibernética (CIS) para poder defender las redes de los ataques APT (advanced presistent threat)". Sendra destaca que para poder enfrentarse a este tipo de ataques los mejores aliados son las herramientas de Big Data y Machine Learning para establecer modelos predictivos.

4.- Los modelos Data Scientists y los marcadores biométricos

La llegada de la Inteligencia Artificial permitirá establecer modelos predictivos fiables que serán claves en materia de ciberseguridad. "Los algoritmos de Machine learning serán fundamentales para detectar patrones de comportamiento potencialmente maliciosos", comenta Stella Luna, CEO en Pentaquark Consulting. "Habrá un mix interesante entre Data Scientists y analistas de ciberseguridad para crear un nuevo paradigma de funcionamiento en el sector. Por otro lado, estamos ante el despegue definitivo de medidas de seguridad por marcadores biométricos individualizados como la lectura de retina, las huellas digitales y similares".

5.- La automatización del Cloud

Uno de los aspectos que más preocupa, por su sensación de desprotección, es el Cloud, ya que los datos pasan a dejar de ser propiedad del usuario. Sin embargo, estos servidores donde se almacenan son más seguros que las protecciones que tiene el usuario medio. "La tendencia en ciberseguridad dentro del mundo Cloud va a ser continuar con la automatización de los controles de seguridad para evitar errores humanos", destaca Alberto Brezmes, account manager de servicios de ciberseguridad en BBVA Next Technologies-Beeva. "Hay que seguir implementando mecanismos de I.A. para trabajar en la predicción y detección de incidentes". Brezmes recalca la importancia de seguir trabajando en la especialización de los profesionales en un paradigma donde las compañías se dirigen hacia modelos híbridos o Cloud.

6.- El crecimiento exponencial de los ciberataques

Los ciberataques ya no distinguen cuál es su objetivo basándose en el sector, facturación o el tamaño de las empresas. "La variedad de las tecnologías y su avance pueden hacernos pensar que la tendencia en Ciberseguridad es que no hay una tendencia fija", afirma Fernando Saavedra, cybersecurity manager en Áudea. "Lo que sí es tendencia es el crecimiento exponencial de los ataques. Los delincuentes van buscando el daño de manera indiscriminada, por lo que podemos asegurar que nadie está a salvo de un ciberataque". En este contexto, Saavedra destaca la importancia de, no sólo implantar las medidas de seguridad necesarias, sino realizar pruebas de intrusión de manera periódica, simulacros y concienciar a los empleados en materia de ciberseguridad.

7.- DevSecOps y la figura del CISO

Entre los expertos en ciberseguridad hay un mantra que se repite con asiduidad: sólo hay dos tipos de empresas, las que ya han sido atacadas por hackers y son conscientes de ello, y las que han sido atacadas, pero aún no lo saben. "En 2019 la mayor parte de las compañías incrementarán el número de análisis de sus aplicaciones, tanto propias como de OpenSource", explica Hugo Álvarez, Regional Sales Manager Iberia de Checkmarx. "La mayoría de las empresas optarán por la automatización de procesos integrando estos análisis dentro del ciclo de desarrollo SDLC, de manera que puedan seguir trabajando en un entorno de DevSecOps, que les permita lanzar nuevas versiones de dichas aplicaciones siguiendo el ritmo impuesto por las áreas de negocio". Por otro lado, Álvarez destaca que la figura del CISO cada vez "está ganando más peso" y que se situará como una pieza clave del Comité de Dirección.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos