HayCanal.com

España generará un 25 por ciento más de basura electrónica en 2025

España generará un 25 por ciento más de basura electrónica en 2025

Teléfonos, tabletas, ordenadores, televisores, neveras, lavadoras y un largo etcétera de dispositivos inundan nuestra vida cotidiana dejando una importante huella.

Y es que según el informe 'Global E-waste Monitor 2017' de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU), a día de hoy cada español está generando cerca de 20kg de basura tecnológica con el fuerte impacto perjudicial que esto tiene para el medio ambiente.

Sin embargo, a pesar de esta cifra tan negativa, las ventas de este tipo de aparatos siguen creciendo año tras año, aumentando los residuos generados. De seguir así, un estudio de 2018 de la Comisión de Residuos Electrónicos de la Oficina Internacional del Reciclaje (BIR en sus siglas en inglés) señala que en el año 2025 nuestro país podría alcanzar la cifra de los 25 kg de residuos electrónicos por habitante. Esto se traduce en un incremento de 5kg por persona respecto a los registros actuales, lo que significaría que este tipo de basura en España crecería un 25% en solo siete años, tal y como ha calculado Back Market, el mercado líder en reacondicionado electrónico.

"Se trata de un dato preocupante ya que la producción de residuos derivados de electrodomésticos y todo tipo de equipos informáticos y de telecomunicaciones está creciendo ya a mucha más velocidad que la de los residuos urbanos", comenta Thibaud de Larauze, CEO de Back Market.

Si esas previsiones se cumplen, desde Back Market han estimado que en 2025 nuestro país será responsable de la producción de más de 1,16 millones de toneladas de basura electrónica solo en ese año, superando la barrera del millón (actualmente son alrededor de 950.000 las toneladas generadas anualmente en territorio español de acuerdo a los últimos registros de la UNU). Esto situaría a España entre los 14 países europeos que más desechos tecnológicos generarían en 2025 según el ranking elaborado por la comisión de expertos del BIR y que estaría liderado por Alemania, Suiza, Países Bajos, Dinamarca, Suecia, Noruega e Islandia.

De seguir a este ritmo, todo apunta a que la basura electrónica será un problema mundial del que prácticamente ningún país tendrá escapatoria. Según el estudio del BIR, en el 2025 el mundo tendrá que hacer frente a los 53,9 millones de toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos si continúa la progresión actual.

En España, el Real Decreto 110/2015 sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos ya se encarga de regular el tratamiento que se le tiene que dar a este tipo de desechos, pero aún queda mucho por hacer.

"Si se quiere revertir la situación y evitar un desastre ecológico aún mayor, los gobiernos tienen que aplicar ya medidas eficaces para el tratamiento de estos residuos, fomentar la economía circular para que los materiales reutilizables sirvan para reparar o hacer otros dispositivos, perseguir las prácticas fraudulentas en cuanto al reciclaje se refiere y sobre todo poner en marcha acciones que promuevan la concienciación de la sociedad hacia un consumo de tecnología más responsable y sostenible", señala T. de Lauraze.

Ante este preocupante escenario, empresas como Back Market apuestan por el consumo de dispositivos reacondicionados. A través de su tienda online, los usuarios pueden comprar desde móviles, ordenadores y tabletas hasta pequeños y grandes electrodomésticos que han sido reparados y preparados por técnicos profesionales para dejarlos como nuevos con descuentos de hasta el 70%.

"Nuestra propuesta es darle una segunda vida a todo este tipo de aparatos luchando así contra la obsolescencia programada y el consumo masivo de tecnología promovido por las estrategias de marketing de las grandes compañías. Hay que poner en valor la importancia de adquirir unos hábitos de compra más ecológicos. El reacondicionamiento de dispositivos tecnológicos demuestra que no solo se pueden comprar móviles u otros equipos por menos dinero y ofreciendo la misma experiencia que si fueran nuevos, sino que además esta forma de consumir tecnología es mucho más respetuosa con el medio ambiente", concluye. Desde que la plataforma comenzó a operar en 2014, ya han vendido decenas de miles de dispositivos, ahorrándole al medio ambiente la emisión de más de 336 toneladas de CO2.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos