HayCanal.com

Cuatro consejos para mejorar tu conexión en casa

Cuatro consejos para mejorar tu conexión en casa

¿Tienes poca cobertura Wifi en algunas zonas de tu casa? ¿Quizás hay lugares donde no tienes red? ¿Te quedas sin conexión de repente y se cae la web que estás visitando?

Contar con una conexión fiable es clave para disfrutar al máximo de todas las posibilidades que ofrece Internet. devolo, la marca alemana especialista en tecnología PLC-Powerline ofrece cuatro sencillos consejos que podrás poner en práctica en tu casa de forma sencilla y rápida, y que harán que disfrutes de una conexión estable y potente en cualquier rincón.

Más allá de las recomendaciones habituales y obvias, tales como situar el router en una ubicación central de la casa para que la señal se reparta más equitativamente o colocar correctamente las antenas, se pueden seguir algunas indicaciones que permitirán optimizar nuestra conexión sin perder mucho tiempo:

  • Consejo 1: Actualiza el firmware de tu router
  • Consejo 2: Conéctate a los canales menos colapsados
  • Consejo 3: Utiliza el cable de red siempre que puedas
  • Consejo 4: Si sigues teniendo problemas, infórmate sobre la tecnología PLC-Powerline

Consejo 1: Actualiza el firmware de tu router

El firmware es un programa interno de los dispositivos que controla su funcionamiento. Actualizar el firmware puede ayudar a que un router pueda trabajar mejor y, a veces, pueda hasta reparar un fallo molesto o añadir soporte para una mayor velocidad de conexión a Internet. Por tanto, es importante asegurarse de que el firmware de tu router está siempre actualizado.

A grandes rasgos, los pasos genéricos para actualizar manualmente el firmware de un router serían:

  • A. Chequear el modelo concreto de router que tenemos
  • B. Buscar en Internet el firmware más actualizado para ese router, y descargarlo
  • C. Llevar a cabo la actualización siguiendo los pasos del fabricante

Consejo 2: Conéctate a los canales menos colapsados

A veces, en la página de administración de tu router, hay una opción llamada ‘Control Channel’ (control del canal). Sirve para elegir uno de los canales en los que puede operar tu router. Normalmente, el router podrá configurar automáticamente el mejor canal para nuestra red según la congestión de cada uno, pero hay algunos que no nos permiten hacer eso, por lo que tendremos que hacerlo manualmente. Esta opción, nos permite ver un mapa con la saturación de los canales para poder elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Existen varias aplicaciones que analizan el estado de los canales de tu alrededor y te dirán en qué canal estás y cuál es el recomendado.

Consejo 3: Utiliza el cable de red siempre que puedas

Una de las ventajas de la conexión WiFi es la de conectar nuestros móviles, tablets, etc. a la red sin la necesidad de gastar datos de nuestra tarifa mientras estamos en casa. Pero tanto dispositivo conectado hace que se reduzca el potencial de la conexión inalámbrica. Por ello, utilizar la red WiFi en vez del cable de red o LAN puede reducir la velocidad de la conexión. Y, por lo tanto, hacer que ciertos servicios sean más lentos, como pueden ser las videollamadas y los juegos online.

De esta forma, siempre que un dispositivo cuente con un puerto Ethernet, es recomendable conectarlo por cable directamente al router, para que la señal que reciba sea siempre la más potente (por ejemplo, muchos ordenadores portátiles tienen la posibilidad de conectarse a Internet tanto por cable como por WiFi).

Consejo 4: Por último, infórmate sobre la tecnología PLC

Si ninguno de los anteriores consejos ha servido para mejorar tu conexión a Internet, la tecnología PLC-Powerline puede ser tu solución.

Esta tecnología utiliza la red eléctrica del hogar para proveer una conexión a Internet rápida y segura en cualquier rincón. Cada toma de corriente será un punto emisor de Internet, tanto por cable como por WiFi. Te permitirá aprovechar toda la potencia de Internet contratada justo en el lugar donde la necesitas. Resulta ideal para casas con muros gruesos que no permiten una circulación fluida de la red WiFi, en hogares con más de una planta, o en viviendas con patio o terraza donde existen puntos a los que no llega la señal o esta es inexistente.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos