HayCanal.com

La relación de las startups españolas con sus bancos

La relación de las startups españolas con sus bancos

La relación de las startups españolas con sus entidades bancarias destaca por un desconocimiento completo del gasto en comisiones, cada vez menos visitas a la oficina física y un acceso restringido de los empleados a las cuentas corrientes de la compañía.

Estas son algunas de las principales del estudio ¿Cómo se relacionan las startups españolas con sus bancos?” a cargo de Qonto, el primer neobanco dirigido exclusivamente a empresas y autónomos en España. Elaborado por la firma demoscópica GAD3, se basa en encuestas a una muestra de 510 pymes y start-ups de hasta 250 trabajadores repartidas por todo el territorio nacional y del que se desprende que 3 de cada 10 de las mismas se plantean ya cambiar de entidad financiera y un 13% trabajan con un neobanco.

El parámetro en el que las startups nacionales muestran más dudas y desconocimiento tiene que ver con el gasto derivado de los servicios bancarios. Preguntadas sobre qué importe pagan a sus bancos en concepto de comisiones, 7 de cada 10 startups admiten desconocerlo. De entre éstas, un 37% afirma no tener ni idea de la cifra aproximada y un 34% asegura que no lo tiene calculado con exactitud. Con relación a cuánto supone este gasto, casi 4 de cada 10 están destinando más de 100 euros a ese concepto, y sorprende que, pese a ser a menudo compañías en instancias muy iniciales y que todavía no generan caja, 1 de cada 10 supere de hecho los 500 euros. Un 40% de las empresas tecnológicas españolas calcula que sus gastos anuales en comisiones no superan los 50 euros, y un 14,5% no paga comisiones: un dato que pone de relieve cómo cada vez más organizaciones buscan entidades que les brinden certidumbre sobre cuánto va a costarles su servicio al cabo del año.

Para Carles Marcos, Country Manager de Qonto en España, “este desconocimiento sobre las comisiones resulta especialmente preocupante en compañías del perfil de las startups, en las que una desviación del presupuesto o gastos descontrolados puede lastrar el desarrollo de las mismas. Cada vez son más las startups que valoran el modelo de los neobancos que optan por cuotas fijas 100% transparentes brindando a los emprendedores tranquilidad y certeza”.

En este contexto, el porcentaje de startups españolas que están planteándose cambiar de banco es de aproximadamente un 33%. De ese porcentaje, algo más del 14% lo haría por la búsqueda de una entidad que pueda ofrecerles un servicio más ajustado a sus necesidades, y una proporción similar ejecutarían el cambio por estar descontento con el servicio de su actual banco.

Más digitalización e inmediatez

En líneas generales, las startups en España se muestran convencidas de la necesidad de contar con un buen servicio bancario para avanzar en el desarrollo de sus negocios. Así lo aseguran 8 de cada 10 startups, quienes consideran este aspecto importante o muy importante. Sobre la implantación de los neobancos en el entramado emprendedor en España, un 24% de las startups aseguran querer trabajar con una entidad de este tipo, y un 13% trabaja ya con ellos.

El estudio de Qonto también revela que las startups y emprendedores cada vez hacen un menor uso de las sucursales de sus bancos. Un 17% afirma no visitar esas oficinas en todo un año, y solo un 9% lo hace varias veces por semana. De entre las startups restantes, hay más que admiten poner un pie en su oficina varias veces al año (35%) que con carácter mensual (20%).

Son cada vez más los gestores de empresas que se sienten cómodos realizando todo tipo de gestiones financieras de forma remota e inmediata, especialmente en un entorno como el de las startups más adecuado a la tecnología. La pandemia ha acelerado esta tendencia por lo que no nos sorprende este cambio de hábitos que seguro irá a más”, apunta Carles Marcos.

En relación al número de cuentas a través de las que realizan su operativa bancaria del día a día, la mayoría de startups en España (80%) asegura tener una o dos cuentas, y solo 2 de cada 10 admite tener 3 o más. Preguntados sobre cuántas personas en la organización tienen acceso a esas cuentas, un 43% apuntan a que únicamente dos personas pueden operar en ellas, y solo en 2 de cada 10 lo hacen tres personas o más. Esto implica, en general, una gestión bancaria muy centrada en el primer ejecutivo y en el director financiero, que supone un cuello de botella para muchas organizaciones.

Preguntadas sobre qué prestaciones son más importantes a la hora de elegir un banco, las pymes españolas colocan en primer lugar la sencillez a la hora de realizar las gestiones (72%), seguida de la ausencia de comisiones (57%), la seguridad (55%) y la transparencia (45%). En cambio, de entre todos estos factores, resulta algo menos relevante que ese banco les de acceso a nuevas líneas de crédito (32%).


Últimas Noticias

Nombramientos