HayCanal.com

Elegir un ERP para pymes

Elegir un ERP para pymes

A priori, hay algunas características que, sí o sí, deben tener los ERP para pymes. Desde la amplia cobertura funcional, hasta la escalabilidad y modularidad, pasando por su capacidad para integrarse con otras aplicaciones, son aspectos casi generalizados en la mayoría de las soluciones de gestión orientadas al entorno pyme.

Sin embargo, hay otros muchos detalles que hay que tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de implantar un ERP u otro. Los expertos en Datisa han recogido en su primera “Guía para elegir un ERP” gran parte de esos elementos críticos que ponderan en la elección.

Una de las primeras preguntas a la hora de decidir es si la compañía apostará por un software estándar o, buscará mejor, la personalización de la herramienta. Si apostará por un software genérico o será una solución vertical la que implante. O, por ejemplo, si adquirirá la licencia de compra del ERP o buscará modelos de explotación tecnológica más asequibles como el SaaS o el pago por uso. O bien, se decantará por alojar el software en sus propios servidores o preferirá buscar la complicidad de un proveedor de hosting.

Isabel Pomar, CEO de Datisa, dice que “el mercado ofrece hoy en día casi todo tipo de opciones. Desde el punto de vista tecnológico, desde el punto de vista funcional o, incluso desde la perspectiva económica. Por eso es importante que las organizaciones hagan un examen exhaustivo de sus necesidades y se hagan las preguntas adecuadas”.

Por eso, la firma española de ERP para pymes ha recogido en esta primera edición de su “Guía para elegir ERP” algunas de las preguntas más importantes que deben hacerse las pequeñas y medianas empresas para escoger bien la solución ideal para su negocio. Y, no solo eso. El documento incluye un conjunto de recomendaciones, sugerencias, trucos y buenas prácticas para hacer que el proceso de elección sea productivo end to end.

En este sentido, Isabel Pomar insiste en la importancia de diseñar bien todo el proceso. “Elegir una solución que va a soportar los procesos vertebrales de tu negocio es una decisión importante. Hablamos de un proceso. No solo de la elección en sí misma. Hay que diseñar las fases que lo completarán, escoger a quién lo liderará y, especialmente, habrá que buscar la manera de implicar a los usuarios, porque puedes elegir bien -en teoría- y luego, al llevar el proyecto a la práctica, fracasar por no haber impulsado el compromiso y la vinculación suficiente”.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos