HayCanal.com

Los directivos reclaman experiencia en el sector IT para los puestos de liderazgo

Los directivos reclaman experiencia en el sector IT para los puestos de liderazgo

La meritocracia es un concepto controvertido, especialmente si se lleva al ámbito de lo público. En el sector privado resulta más fácil asimilar que un directivo debería tener la mejor experiencia posible en el terreno en el que se mueve su negocio. Pero de lo que se va a tratar en este artículo es de si en estos tiempos de revolución digital una empresa, sea cual sea su sector, debería contar con un director ejecutivo o CEO en cuyo ADN esté presente la tecnología para asegurar el éxito de la compañía.

Cuando se trata de prosperar en el mundo empresarial, los puestos de liderazgo deberían estar ocupados por personas con experiencia en el ámbito de la tecnología, como el desarrollo de aplicaciones o software. Así lo afirman cuatro de cada cinco (82%) líderes empresariales de España, un 11% más que el promedio de EMEA y el segundo porcentaje más alto después de Rusia.

Un estudio llevado a cabo por Vanson Bourne para VMware* revela que elevar a los miembros del equipo de tecnología a roles de liderazgo genera un mayor valor para toda la organización. En cuanto a los beneficios concretos, la mitad (50%) de los directivos encuestados destacan la mejora de la eficiencia en toda la organización, el 58% reconoce un mayor rendimiento empresarial (esto es un 16% más que la media de EMEA), el 48% un mayor potencial de innovación y un 40% cree que mejora las experiencias de los clientes.

Esto se sitúa en un contexto de interrupción sísmica, donde la transformación digital, la forma en que la tecnología transforma o mejora los modelos de negocio, ha servido para ayudar a los líderes y a sus organizaciones a adaptarse a la dinámica de un mercado en rápida evolución, a los modelos empresariales cambiantes y a la movilización de los empleados. Durante la pandemia, las empresas españolas destacan los beneficios de las aplicaciones modernas, por ejemplo, para mejorar su rendimiento y resiliencia. Un 62% de los encuestados destacaron el papel de las aplicaciones para permitir a los empleados trabajar a distancia, y dos de cada cinco (45%) se refirió a su capacidad para impulsar continuamente las actualizaciones en respuesta al panorama cambiante, así como habilitar un tiempo de actividad fiable.

De hecho, un 76% de los desarrolladores de aplicaciones y líderes tecnológicos de España creen que, sin una modernización satisfactoria de las aplicaciones y su comprensión, las organizaciones no podrán ofrecer la mejor experiencia a sus clientes. La comunidad de directivos mundial se hace eco de ello; más del 80% cree que la mejora de las carteras de aplicaciones mejorará también la experiencia del cliente, lo que está estrechamente ligado al aumento de ingresos**.

"Los líderes empresariales nunca han estado al frente de tanto cambio, por lo que aquellos con un conocimiento inherente de la tecnología y de cómo las aplicaciones pueden ayudarles a adaptarse a cualquier condición del mercado ahora y en el futuro tienen una verdadera ventaja. De hecho, tres cuartas partes de los líderes empresariales mundiales están de acuerdo en que un conjunto de habilidades de liderazgo que partan de la inclusión de la tecnología conllevará consigo el éxito", afirma María José Talavera, directora general de VMware Iberia. "Desde las decenas de millones de personas y estudiantes que ahora trabajan desde sus casas, hasta los gobiernos que crean aplicaciones de rastreo de contactos en meses, pasando por los bancos que son capaces de escalar para proporcionar importantes flujos de ingresos, hasta empresas y minoristas que buscan opciones de plataformas digitales casi de la noche a la mañana, esta pandemia ha conseguido impulsar una década de transformación digital en apenas unos pocos meses".

Para Moisés Navarro, principal business solutions strategist de VMware Iberia, "es la capacidad de conseguir estas aplicaciones empresariales definitivas, que hacen llegar información y servicios a los usuarios siempre que es necesario, lo que sustenta el éxito e impulsa el compromiso del cliente.  Si a un liderazgo que lleva la tecnología en su ADN, le sumamos una base digital basada en el software capaz de ofrecer estos servicios digitales, conseguimos una combinación ganadora".

Una ventaja competitiva, nacida del continuo desarrollo y prestación de nuevas aplicaciones y servicios, también se ve reforzada por los estudios que revelan que las empresas con un alto rendimiento en la región de EMEA tienen una tasa de desarrollo de aplicaciones más eficiente y eficaz. En las empresas con un alto rendimiento, dos tercios (66%) de las nuevas aplicaciones llegaron a producción***, en comparación con el 41% de las que lo hicieron en organizaciones con un bajo rendimiento****. Por otra parte, mientras que el 70% de las aplicaciones llegaron a producción cumpliendo el plazo previsto en organizaciones de alto rendimiento, sólo el 41% lo hizo en organizaciones con un bajo rendimiento.

 

Notas

* Vanson Bourne, por encargo de VMware, entrevistó a 2.250 personas en EMEA entre marzo y abril de 2020. De ellos 750 eran responsables de la toma de decisiones empresariales, 750 eran responsables de la toma de decisiones de TI y 750 eran desarrolladores de aplicaciones. Todos los encuestados pertenecían a organizaciones con al menos 500 empleados de todos los sectores, tanto públicos como privados, incluyendo, entre otros, el de la tecnología, los servicios financieros, la venta al por menor y al por mayor, la sanidad, la educación y la administración pública.

** The Improving Customer Experience and Revenue Starts With the App Portfolio, es un estudio encargado por Forrester Consulting en nombre de VMware en el que se entrevistó a un total de 614 personas, entre los que se encontraban directores de tecnología y vicepresidentes sénior de las regiones de Norteamérica, EMEA y APAC. Los encuestados pertenecían a empresas de más de 2.500 empleados dedicadas a los servicios financieros, atención sanitaria, administración pública, telecomunicaciones y comercio minorista.

*** Las empresas con un alto rendimiento y de crecimiento rápido son las que se caracterizan por un nivel de crecimiento anual de más del 15% en términos de ingresos.

**** Las empresas con un bajo rendimiento/no crecientes son las que caracterizan por un nivel de crecimiento anual igual o inferior al 0% o en términos de ingresos.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos