Erre que erre con el GDPR

¡Se acaba el plazo!

04/30/2018

Que siiii, que te lo han dicho mil veces, que has visto tropecientas noticias en los medios sobre IT, que llevan publicando notas de prensa desde hace por lo menos un año y siguen dando la misma turra, y lo que queda, pero es que sin darte cuenta va a llegar el plazo de cumplimiento del GDPR y todavía no estás seguro ni de lo que tienes que hacer en tu empresa... Llámalo culto a la procrastinación, llámalo gusto por la pereza, pero el caso es que te ha pillado el toro...

Y no, no me vale que te hagas el pulpo en la nube: El Reglamento General de Protección de Datos  entrará en vigor el próximo 25 de mayo, y todo el mundo lo sabía, como se sabe cuándo te toca quedar bien en los cumpleaños, aniversarios y demás sagradas celebraciones ineludibles del tiránico calendario, es lo que hay. No me vengas tampoco con la conspiranoya esa de que esto del GDPR es el enésimo negociete para inflar las arcas de los fabricantes de soluciones de seguridad infomática... tanto si llevas razón como si no, te toca apoquinar, entre otros suplicios y angustias...

Así que vamos a relajarnos un poquito, y pongámonos a afrontar la situación con deportividad, que no se va a acabar el mundo, exageraos, que sois unos exageraos... En este rincón de la sabiduría tecnológica y de la difusión de sensatos y tranquilizadores consejos también vamos a aportar nuestro granito de arena a la causa, como no podía ser menos: ¡No se habían escrito todavía suficientes artículos sobre el temita, ni mucho menos! ¡Hay que petarlo! Vamos a dejar en pañales a los artículos recopilatorios de predicciones y tendencias del año, o a las típicas publicaciones del tipo "10 cosas que no sabías sobre...".

Veamos. Ahora que toda la ciudadanía se lleva las manos a la cabeza con el peliagudo tema de la violación de la privacidad por las grandes tecnológicas, la gente va a poder estar más tranquila gracias al GDPR. Ahora, cualquier persona podrá exigir a una compañía que le facilite un fichero con todos los datos que almacena sobre él, con la lista de empresas que pueden acceder a ellos y con el uso que le dan. Vamos, que sus datos personales se seguirán utilizando, pero ahora con conocimiento... y si al usuario no le gusta ese uso ahora que lo conoce, no pasa nada, porque podrá evitarlo de forma más clara que antes, ya que el consentimiento será más explícito que la simple casilla de verificación de siempre. O sea, que seguiremos en el "utiliza el servicio si quieres, asume el uso de los datos, y si no te gusta no lo uses", pero ahora sin rodeos ni ocultaciones. Si no hay privacidad, que no la haya para nada. La transparencia lo arregla todo.

¿Cómo dices? ¿Que crees que si tus clientes entienden cómo funciona el sistema de intercambio de datos dejarán de hacer negocios contigo? ¡Qué cosas tienes! La gente lo que quiere es quedarse tranquila, saber dónde están sus cosas y quien las utiliza, pero una vez sabido, pues pelillos a la mar, claro que sí... Además, ¿no ves que todo esto es cosa de la alarma mediática del momento? ¿No ves que cuando se dejó de hablar de Snowden la gente volvió a dar al OK de las condiciones "a pijo sacao"? No te preocupes, que cuando se olvide lo de Facebook y lo de Cambridge Analytica, todos relajaos otra vez. Es más, la red social de Zuckerberg ha seguido creciendo a pesar de la polémica, así que a la gente le da igual.

Y, de todas formas, la ley es la ley, así que te toca cumplirla, porque lo contrario en este caso es peor enfermedad que el remedio. Por lo tanto, no le des más vueltas y ponte las pilas ya, que a este paso sólo vas a estar preparado para la siguiente reforma de la normativa (no dudes que la habrá, dentro de unos años, y luego otra, y asi...)

Post by Albert