HayCanal.com

El foco de las pymes para la transformación digital

El foco de las pymes para la transformación digital

La transformación digital impacta sobre la integridad de los negocios. Es decir, exige nuevos planteamientos que comportan también asumir nuevos retos. Pero, se trata de un proceso de no retorno en el que o se hacen las cosas bien o las empresas pueden acabar desapareciendo.

Ya no se habla de transformación digital como un proceso a futuro. Los expertos de Datisa confirman que un alto porcentaje de pequeñas y medianas empresas con las que trabaja la compañía ha iniciado sus cambios, en algunos casos, sin llegar a entender muy bien de qué va la transformación digital. Es cierto que un mayor entendimiento del concepto les permitiría avanzar en una dirección más clara.

Sin embargo, como explica Isabel Pomar, CEO de Datisa, “cada organización impulsa su cambio en función de la percepción que tiene de lo que para ellas es la transformación digital y lo que su impulso representará en el conjunto global de su negocio. Por lo tanto, esa visión única les permite fijar unos objetivos concretos y perseguirlos en base a unas estrategias también personalizadas, con independencia de que, para otras empresas, el proceso llevado a cabo en su negocio sea o no considerado como una transformación digital, en el más estricto sentido del término”.

En general, se puede decir que, la mayoría de las pequeñas y medianas empresas han iniciado su transformación, o, al menos, han empezado a cambiar algunos aspectos clave en el funcionamiento de su negocio. Desde la implementación de nuevas soluciones tecnológicas que les permiten sistematizar y automatizar algunos procesos clave, hasta la incorporación de nuevos talentos con capacitación específica, vinculada al entorno digital, pasando por la reingeniería de algunos procesos tan estratégicos como los que tienen que ver con la atención al cliente, las pymes han iniciado cambios estructurales para garantizar una operativa más acorde con las nuevas exigencias del mercado.

Isabel Pomar confirma que “entre las mayores preocupaciones que muestran las organizaciones para las que trabaja Datisa destacan todas aquellas que tienen que ver con el cliente. Son conscientes de que el cliente ha cambiado -sus preferencias, sus necesidades, su forma de acceder a los productos/servicios, su manera de comunicarse, …- También ha cambiado el mercado. Lo que realmente preocupa ahora a las pymes es cómo buscar nuevas estrategias efectivas que les permita, en un entorno como el actual, llegar a esos nuevos clientes, cómo mejorar sus productos/servicios, cómo adaptar sus procesos internos, … En definitiva, son conscientes de que los clientes son la palanca del cambio y es en ellos en donde tienen que poner el foco”.

En todo caso, y teniendo en cuenta la amplia experiencia y conocimiento del fabricante español de ERP para pymes acerca del funcionamiento y comportamiento de este tipo de organizaciones, desde la compañía aseguran estas compañías están apostando por una transformación orgánica ordenada. Están siendo previsoras, yendo poco a poco y, aunque su lentitud puede impactar en la percepción que el mercado tenga respecto a su compromiso con el cambio, lo cierto es que están actuando, en la mayoría de los casos, sobre seguro. O sea, poniendo en marcha pequeños proyectos y midiendo resultados.

Isabel Pomar de Datisa


También te puede gustar: