HayCanal.com

Los millennials españoles demandan apps que les ayuden a convertirse en superhombres

Los millennials españoles demandan apps que les ayuden a convertirse en superhombres

Casi la mitad de la generación Y estaría interesada en tener unas lentes de contacto que le permitieran ver en la oscuridad.

Las nuevas tecnologías, como la Robótica, la Inteligencia Artificial, la Realidad Virtual, la impresión 3D o la Realidad Aumentada, están resultando claves en la evolución de los procesos y tratamientos relacionados con la salud. Las aplicaciones basadas en estas tecnologías son, además, cada vez más accesibles para un nuevo consumidor, que las ve como un medio para mejorar sus capacidades físicas y cognitivas.

F5 Networks, compañía líder en la seguridad de las aplicaciones y en el desarrollo de soluciones Cloud, ha presentado recientemente las conclusiones de su informe “El futuro de las aplicaciones”, una investigación llevada a cabo en 25 países de la zona EMEA por la compañía The Foresight Factory, que incluye también opiniones de expertos y empresarios de los sectores de la Automatización, la Biométrica y las Tecnologías de la Información, y en el que se analiza cómo la evolución de las aplicaciones cambiará drásticamente nuestra forma de vivir y trabajar en un futuro próximo.

Así, según este informe, al 64% de los millennials españoles le gustaría contar con una aplicación cognitiva que le ayudara a entender el impacto que su dieta actual tendrá en su salud futura. Por otra parte, a cerca del 50% le gustaría poder contar con una aplicación que mejorara sus capacidades físicas, como unas lentes de contacto que le permitiera ver en la oscuridad.

El interés por las aplicaciones orientadas a mejorar las capacidades físicas viene por un sentimiento generalizado de “no estar alcanzando mi máximo potencial”, algo que afirma el 58% de los españoles (entre 16 y 64 años) entrevistados, porcentaje que sube al 64% de los millennials de la zona EMEA. Igualmente un 71% de los consumidores de EMEA afirma sentir una necesidad de vivir nuevas experiencias, lo que según el estudio llevará a la creación de “realidades personales” a través de aplicaciones basadas en tecnologías de Realidad Virtual.

Según el informe de F5, “el deseo de mejorar el rendimiento personal no es nada nuevo. Sin embargo, la evolución de los avances tecnológicos, como implantes inteligentes, tratamientos derivados del análisis del ADN, prótesis de alto rendimiento y neuroprótesis que ayuden a mejorar facultades como la memoria, van a proporcionar a la sociedad oportunidades sin precedentes para mejorar sus capacidades”.

En unos pocos años la tecnología se convertirá en una extensión de nuestro propio cuerpo. Se prevé que, a medio plazo, los implantes de dispositivos serán cada vez más populares, permitiendo a las personas realizar actividades cotidianas de forma diferente, como abrir su coche o su casa con un simple movimiento de mano, sin necesidad de utilizar las llaves.

Un claro ejemplo es Neil Harbisson, que ha participado activamente en la realización de este informe.  El cofundador de la Fundación Cyborg tiene implantada una antena en su cráneo que le permite percibir colores visibles e invisibles, como los infrarrojos y ultravioletas, a través de ondas sonoras. Mediante la antena, Harbisson también puede recibir imágenes, videos, música o llamadas telefónicas directamente a su cerebro a través de dispositivos externos como teléfonos móviles.

El informe de F5 subraya la rápida transición hacia una sociedad digital centrada en las aplicaciones, y afirma que el futuro será protagonizado por aplicaciones cognitivas, que no sólo ofrecerán al usuario un servicio altamente personalizado y en tiempo real, sino que también ofrecerán capacidades predictivas y preventivas en un amplio espectro de actividades corporativas y de consumo.

Álex López, director general de F5 Networks en España y Portugal, afirma que “la realidad que nos presenta el informe “El futuro de las aplicaciones” plantea retos legales y éticos que habrá que superar con la colaboración de administraciones públicas y empresas. Asimismo, uno de los principales desafíos tendrá que ver con la seguridad. Si hasta el momento los ciberataques van dirigidos a máquinas, en un futuro próximo el objetivo serán las personas, lo que puede conllevar consecuencias desconocidas hasta el momento”.


También te puede gustar: