Una vulnerabilidad no prevista para 2018... ¿o sí?

Susto con los procesadores de Intel

1/9/18, 1:15 PM

Inmersos en la cultura que toma el cambio de la última cifra del número del año como una especie de puerta espacio – temporal a otro mundo o dimensión (hecho extraordinario donde los haya) no paran de sucederse en estos días los artículos que o bien resumen 2017, o bien anticipan previsiones para el recién comenzado 2018. No contentos con las tropecientas notas de prensa con ésta tónica publicadas las últimas semanas e incluso meses, aún llegan más cuando ya nos estamos acercando a la mitad del primer mes.

En el ámbito tecnológico, en 2017 se ha producido una especie de cambio de tendencia entre grandes compañías, y es que si hasta 2016 se había producido un boom de grandes adquisiciones de empresas, valoradas en cifras astronómicas, el año ya finalizado ha experimentado un considerable bajón en ese sentido. Se ve que ya no quedaba nada que comprar, o que los “grandes peces” ya estaban tan “cebados” que empezaban a no mantenerse a flote. De esta manera, el sector IT se ha visto superado en 2017 por el entretenimiento, en concreto el cine y TV, donde la compañía Disney (cada vez más cebada, por cierto), se ha llevado la palma al adquirir acciones de 21st Century Fox por 52.400 millones de dólares.

El año finalizado ha destacado más por las amenazas de seguridad informática, llegando al ámbito mediático generalista posiblemente como nunca antes. Tanto es así que determinados ataques, como el de WannaCry, llegaron a crear una alarma entre ciertos sectores de la población, con gente que se preguntaba qué debía hacer con su móvil o PC con la misma preocupación con que acudía al médico cuando Tele 5 dedicaba más horas de la cuenta a hablar de la Gripe A o del Ébola.

Por eso, no es de extrañar que entre los artículos sobre predicciones para 2018 hayan proliferado especialmente los relacionados con la ciberseguridad; ya es habitual en cualquier cambio de año, pero esta vez se ha notado especialmente. Pero, fíjate cuán irónica puede ser la vida, nada más empezar el año se produce la primera gran alarma mediática con un fallo en los procesadores de Intel que no estaba precisamente entre las ciberamenzas más esperadas en esas listas... que si Ransomware, que si Crime as a Service, que si botnets de Internet de las Cosas, que si las criptomonedas como objetivo (no muy original, casi parece más de lo ya visto antes)... pero claro, quién iba a pensar que los chips de nada menos que Intel de los últimos 10 años podían tener errores de diseño con esas posibilidades de control para cibercriminales...

Bueno, para ser justos (aunque ahora en Internet vende mejor el cuñadismo), es verdad que la noticia ha sorprendido a propios y extraños, pero no es cierto que no se hubiera mencionado la posibilidad de que viejas vulnerabilidades (sin prever directamente cuáles) apareciesen para abrir puertas a hackers malintencionados. Seguramente se ha hablado más de otros casos de brechas como contraseñas o autentificaciones inseguras, phising, o los ataques de tipo Business Email Compromise (BEC), pero la existencia de hardware heredado y la necesidad de parcheo virtual no han estado exentas entre esos artículos. Pero claro, lo de Intel seguramente ha sido un caso concreto que ha superado cualquier tipo de previsión. Al fin y al cabo, se pueden prever los asuntos generales ante los cuales hay que estar alerta, pero el punto concreto por donde van a aparecer ya es otra cosa...

En fin, que pasará otro año, y podremos comprobar cuánto se parecen las noticias resumen de 2018 a las de predicciones para 2018 que leemos ahora... y puede que ahí esté servidor de ustedes, preparado para ejercer el cuñadismo como dios manda, dando leña para hacer otro post chascarrillero y polémico como éste... lo que echo en falta son comentaristas en nuestras redes sociales que refuercen el toma y daca... hasta trolls nos gustaría tener, fíjate lo que te digo...

Post by Albert

PD: Para amantes del "esoterismo" o del programa de Íker Jiménez, véase la imágen elegida hace semanas por el editor de la noticia del último enlace (viejas vulnerabilidades), y compárese con la elegida (juro que en principio sin intención, salvo que hubiera efecto subliminal) para este mismo post... para que luego neguemos a los autores de esos artículos de predicciones su capacidad de ejercer de Sandro Rey tecnológico...