HayCanal.com

Ataque a Ashley Madison: Internet es para siempre, no importa a quién se confíe los datos

Ataque a Ashley Madison: Internet es para siempre, no importa a quién se confíe los datos

Hace poco mostrábamos la opinión de Peter Eicher de Commvault acerca de la brecha de seguridad en Ashley Madison. Dada la plena actualidad informativa y las graves consecuencias que está provocando el ataque informático (la policía de Canadá sospecha que el suicidio de dos personas está relacionado la reciente revelación de datos que han realizado los hackers), publicamos también el punto de vista de la compañía de seguridad informática, WathGuard Technologies.

Como explica Corey Natchreiner, director de tecnología de WatchGuard, “lo más llamativo de la brecha de seguridad que se ha producido en Ashley Madison es la magnitud del ataque; toda la infraestructura de la compañía se ha visto afectada. Se ha de tener cuidado con este caso pues es fácil caer en la tentación de no condenarlo por el código ético de los usuarios de dicha página, considerando a los atacantes una especie de Robin Hoods. No se ha de olvidar que la información robada podría llevar a que cualquier hacker extorsione y chantajee a los usuarios durante el resto de sus vidas.

Ashley Madison afirma que tras el ataque sufrido ha adoptado medidas para aumentar la seguridad de su red. Por desgracia, dichas medidas deberían haber sido implantadas con anterioridad, pues los hackers han tenido acceso a una enorme cantidad de datos durante un tiempo considerable. Tratándose de una empresa que gestiona información valiosa y sensible, esto supone un fallo muy grave. No existe una defensa perfecta, por lo que nada más implantar unas medidas de seguridad, se ha de asumir la posibilidad de que éstas puedan verse comprometidas. Las empresas han de contar con herramientas de visibilidad y procesos que les permitan dar respuesta a cualquier incidente de forma ágil.

Los cibercriminales puedes ser hacktivistas con objetivos de índole social que quieren alterar o interrumpir el día a día de una empresa; o grupos criminales organizados  que van tras los datos financieros o personales de sus clientes (o como en este caso, los dos). Con motivo de este ataque,  he recordado el consejo que con frecuencia doy a los niños. Éste, en líneas generales, es que no se ponga nada online que no se quiera ver en la portada del periódico que pueda leer nuestra abuela. Internet es para siempre, no importa a quién se confíe los datos”.

 


Últimas Noticias

Nombramientos