HayCanal.com

Mejora la igualdad de género TIC

Mejora la igualdad de género TIC

El 47 por ciento de las profesionales españolas del sector TIC ha visto mejorar los niveles de igualdad de género en su organización en los dos últimos años.

Otro 62 por ciento cree que sus habilidades y experiencia fueron valoradas por encima de cuestiones de género durante el proceso de reclutamiento para su primer puesto de trabajo en esta industria. Esta progresión en tan corto espacio de tiempo representa un paso positivo hacia la inclusión en el sector, sin embargo, las conclusiones del nuevo informe de Kaspersky, "Mujeres en TI, ¿en qué momento estamos? Evolución de las mujeres en la tecnología”, ponen de manifiesto que aún hay margen de mejora.

El estudio revela algunos avances positivos en cuanto a la superación de las desigualdades. Así, casi dos tercios de las mujeres españolas encuestadas (64%) coinciden en que ahora tienen más confianza en que su opinión sea respetada desde el primer día, independientemente de su sexo. El aumento del teletrabajo en el último año también ha generado un impacto favorable, ya que el 34% considera que la igualdad de género ha mejorado entre los equipos que trabajan a distancia.

A pesar de estas mejoras, el informe pone de relieve la brecha todavía existente entre la mejora gradual y la igualdad total. Esta noción se ve respaldada por la constatación de que el 34% de las profesionales españolas encuestadas sostiene que los hombres progresan más rápido que ellas en el espacio tecnológico. Y un porcentaje similar (39%) está de acuerdo en que un reparto más equitativo entre los sexos favorecería el desarrollo profesional y la rectificación de este desajuste.

Necesidad de modelos de referencia

En el informe, que se completa con un microsite en el que se incluyen reflexiones y testimonios, Kaspersky aborda el largo camino hacia la verdadera igualdad de género. A pesar de la mejora global en la percepción de la representación de género, un (24%) de las mujeres españolas encuestadas afirman que la falta de referentes femeninos en la industria tecnológica les hace desconfiar a la hora de decantarse por este sector para desarrollar su carrera profesional.

De hecho, la mayoría de las profesionales reconoce que su orientación hacia las TIC no se debió a fuentes externas: un 38% llegaron al sector a través de su propia investigación; un 30% fue animada a ello durante la etapa educativa por su colegio o universidad, y solo el 15% se vio influida por modelos femeninos en sus comunidades, ya que estos eran muy escasos. Por otra parte, hasta un 37% de las mujeres cree que si hubiera un mayor conocimiento de las repercusiones positivas que las TI o las competencias técnicas pueden tener en la sociedad un mayor número de mujeres se animaría a desarrollar su carrera profesional en el sector.

Los resultados del informe también destacan la importancia de que las mujeres abran camino en el sector. Aumentar el número de referentes femeninos en el ámbito de las TI permitirá mostrar a las futuras profesionales los beneficios que se pueden obtener a la hora de desarrollar una carrera en la industria. Entre estos, las encuestadas españolas destacan la oportunidad de aplicar sus habilidades de resolución de problemas (39%), mientras que el 37% alude a que es un sector apasionante (37%) y al salario (35%).

Lamentablemente, estos aspectos positivos no están llegando actualmente a las mujeres jóvenes interesadas en la tecnología como carrera. Sin embargo, si el panorama mejorase, un mayor número se animaría a entrar en el sector, convirtiéndose ellas mismas en modelos a seguir y generando un efecto de bola de nieve muy positivo”, señala Evgeniya Naumova, vicepresidente de la Red de Ventas de Global de Kaspersky.

Europa, por detrás en cuanto a inclusión

Una encuesta global online, diseñada para apoyar los resultados de la investigación también muestra cómo los avances se producen a distinto ritmo según la región geográfica: en Europa la igualdad de género parece haber empeorado en los últimos dos años; mientras que en América del Norte la transición hacia el teletrabajo puede haber acelerado el equilibrio. Por otro lado, en América Latina, la educación está impulsando el empoderamiento entre las mujeres jóvenes en la tecnología; y, finalmente, en Asia Pacífico cada vez son más mujeres las que desarrollan carreras de éxito.

Para garantizar que las experiencias profesionales positivas de las mujeres se reflejen en todo el mundo, se necesitan medidas e iniciativas clave para apoyar una carrera en la tecnología, incluyendo la disponibilidad de más programas de mentoring o prácticas para proporcionar acceso a oportunidades y experiencia. Pero para inculcar la creencia de que la industria tecnológica es un lugar para que las mujeres trabajen y tengan éxito, el camino debe comenzar mucho antes.

"La cuestión de los estereotipos de género debe abordarse mucho antes de que las mujeres entren en el mundo laboral. Hay que empezar en la escuela, para captar y fomentar el interés por las TI y los estudios tecnológicos. Nuestro trabajo en Kaspersky con niños en edad escolar en varios países de todo el mundo tiene como objetivo despertar este interés a una edad temprana y proporcionar una visión de lo que podría ser una carrera en tecnología. El primer paso en una nueva dirección es siempre el más difícil. Sin un entorno que les apoye, las niñas pueden tener dificultades para encontrar modelos a seguir, ya sea en la comunidad online o en eventos relevantes. Necesitan ver que los profesionales de la tecnología de la información son personas normales y corrientes con diversos conjuntos de habilidades y capacidades, y que cualquiera puede aspirar a entrar en el sector tecnológico", comenta Noushin Shabab, investigadora principal de seguridad del equipo de investigación y análisis global de Kaspersky.

Muchas empresas de todo el mundo también están empezando a introducir cuotas que garantizan una representación más igualitaria en las plantillas. Más que añadir números, están diseñadas para aumentar la probabilidad de que se modifiquen los comportamientos y se reduzca el sexismo en los lugares de trabajo, que más mujeres lleguen a puestos de responsabilidad y que se creen más modelos que puedan compartir experiencias profesionales positivas con las mujeres jóvenes que están considerando entrar en el sector tecnológico. Sin embargo, las cuotas no son la única manera de mantener el impulso y garantizar un mayor progreso para las mujeres en el sector de la tecnología.

"Un conocido dicho subraya que 'no se puede ser lo que no se ve'. En los últimos años, se han hecho crecientes llamamientos para mejorar la representación de las mujeres en la tecnología y las TI... Aunque las cuotas pueden representar una forma relativamente rápida de abordar el problema, la industria tecnológica ha demostrado ser institucionalmente misógina, de forma que incluso las cuotas son insuficientes para abordar el desequilibrio de género o ayudar a la progresión de las mujeres hacia los puestos de TI de alto nivel", comenta la Dra. Ronda Zelezny, Cofundadora y Directora de Panoply Digital, y miembro de Ada's List.

Y añade: "Ante esto, es necesario ir más allá de las cuotas. Una primera recomendación es aplicar prácticas de contratación a ciegas que ayuden a eliminar los prejuicios personales del proceso de adquisición de talento. Esto incluye eliminar la información de identificación de las solicitudes, modificar el lenguaje de los anuncios de empleo para eliminar el sesgo de sexo a favor de los candidatos masculinos, y garantizar que el proceso de selección esté libre de sesgos mediante el uso de comités de contratación diversos (en lugar de individuos), reclutadores formados para eliminar el sesgo de los procesos de contratación, y tal vez eventualmente algoritmos verdaderamente inteligentes creados por equipos diversos que puedan ayudar con el proceso de identificación de candidatos", continúa la Dra. Ronda Zelezny.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos