HayCanal.com

Almacenamiento definido por software, decisivo en la transformación digital

Almacenamiento definido por software, decisivo en la transformación digital

Cinco factores por los que el almacenamiento definido por software será decisivo en los procesos de transformación digital.

INFINIDAT, proveedor independiente líder en soluciones de almacenamiento de datos empresariales a escala Petabyte, ha hecho público un listado de factores por los que el almacenamiento definido por software (SDS) será decisivo en los procesos de transformación digital de las organizaciones.

Según la Wikipedia, el almacenamiento definido por software es un modelo basado en políticas de aprovisionamiento no dependientes del hardware”, explica Israel Serrano, Country Manager de INFINIDAT Iberia. “La sola definición ya aporta una idea clara de su trascendencia para el futuro las infraestructuras de TI”.

Básicamente, el SDS consiste en arquitecturas que separan la gestión y distribución del almacenamiento del hardware físico subyacente. Según datos de la consultora Transparency Market Research, este mercado crecerá en torno al 30% entre 2017 y 2025.

Estos son los aspectos clave que destaca INFINIDAT como prueba del potencial del SDS.

1.    Liberación de la dependencia del hardware

El SDS agiliza los servicios de almacenamiento de acuerdo con las necesidades específicas de cada aplicación. Al crear una separación flexible entre aplicaciones y recursos disponibles, un hipervisor puede equilibrar todos los recursos que cada aplicación necesita (proceso, memoria, almacenamiento, redes, máquinas virtuales…).

A diferencia de los modelos tradicionales, basados en el hardware, el SDS escala prácticamente de forma lineal con los requisitos de rendimiento con un modelo de almacenamiento inteligente, escalable, seguro e integrado sobre plataformas de hardware estándar.

2.    Ahora el hardware lo permite

Pero ¿por qué ahora? “La respuesta es sencilla”, explica Israel Serrano. “Porque, hace 20 años, el hardware no era lo suficientemente rápido ni eficiente para dar respuesta a los requerimientos de las infraestructuras definidas por software, y ahora, sin embargo, ese modelo sí puede aplicarse”.

3.    Transformación digital, acelerador del cambio

La necesidad de las organizaciones de elegir infraestructuras “a prueba de futuro” a la hora de abordar sus procesos de transformación digital está siendo el revulsivo principal para la proliferación de los modelos de almacenamiento definidos por software.

El software hace que todo sea mucho más ágil y efectivo en costes”, explica Israel Serrano. “En primer lugar, cuando se produce un problema, se necesita mucho menos tiempo para identificarlo y resolverlo”. Asimismo, la optimización del propio software permite incrementar el rendimiento sin necesidad de hacer cambios en el hardware.

4.    Reducción de costes: un aspecto esencial

Hasta ahora, la capacidad de almacenamiento venía definida por la capacidad del hardware. Ahora, al liberar los datos de esta limitación, los usuarios pueden simplificar e integrar la gestión del almacenamiento y la protección de los datos a través de nuevas aplicaciones, en convivencia con los sistemas heredados, unificando los silos de información y entregando servicios y datos en los nuevos entornos híbridos sin limitaciones.

La mayoría de los proveedores en la actualidad proporcionan la solución de software, pero luego es responsabilidad del cliente instalar y mantener, con los costes ocultos que ello conlleva.

5.    Tendencias: inteligencia artificial, machine learning, deep learning…

Los proyectos de inteligencia artificial, machine learning, deep learning, etc. son ya una realidad en la mayoría de los sectores. Según datos de IDC, en 2021 el 75% de las aplicaciones empresariales utilizarán inteligencia artificial. Y, ante los requerimientos de estos nuevos despliegues, la elección de la infraestructura de almacenamiento es esencial para el éxito.

El SDS aporta una solución de almacenamiento compartido de alto rendimiento, así como un acceso más rápido y menos complejo a los datos, mayor fiabilidad y menores costes, ya que habilita nuevas formas de gestionar los datos, en línea con todas estas tendencias, que serían inviables basándose en el hardware.

En definitiva”, concluye Serrano, “es un hecho que el almacenamiento definido por software permite modernizar y gastar menos en infraestructura, liberando recursos y tiempo para construir las infraestructuras. Obviamente, no son procesos exentos de complejidad, pero lo cierto es que el problema principal, que  radica en el soporte de la solución y en los costes ocultos, ya está solucionado con las arquitecturas disponibles en la actualidad”.


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos