HayCanal.com

El futuro de la comunicación por vídeo

El futuro de la comunicación por vídeo

La videoconferencia pronto pasará de ser sólo una ventaja estratégica de las empresas a ser imprescindible para diferenciarse.

Lifesize, proveedor global de soluciones de colaboración por video para reuniones productivas, presenta su estudio "El futuro de la comunicación por vídeo y la productividad de las reuniones". En él la compañía pretende explicar las verdaderas necesidades de los usuarios respecto a las herramientas de productividad, la Inteligencia Artificial y el aprendizaje automático en la comunicación por vídeo, y la tendencia de la comunicación por vídeo empresarial en los próximos 12 meses.

La  presencia  y  la  simplicidad  del  vídeo,  así  como  su  popularidad  entre  los  clientes,  ha  cambiado  para  siempre  su  papel  en  el  lugar  de  trabajo.  Actualmente el vídeo  en  la  nube proporciona  adaptabilidad,  seguridad  y  fiabilidad  a  través  de  una  interfaz  de  usuario  moderna  y  consistente  desde  la  sala  de  reuniones  hasta  los  dispositivos  personales  que  usamos  a  diario.

Actualmente los lugares de trabajo han cambiado. El vídeo ha permitido que un gran número de trabajadores remotos de todo el mundo cuenten con interacciones cara a cara de alta calidad con sus equipos todos los días, ya sea desde la oficina en casa, la oficina remota, el espacio de coworking o incluso la cafetería. Las tecnologías como la videoconferencia y el intercambio de contenido inalámbrico se están incorporando a cada espacio de reunión y no solo a las juntas directivas ejecutivas como en el pasado.  Además el personal está cambiando rápidamente;  las empresas que buscan atraer a los talentos de la generación nativa digital están priorizando las culturas de colaboración por vídeo para adaptarse mejor a estilos de trabajo ágiles.

Las tendencias tecnológicas que señala el informe son:

1.     La evolución del vídeo: de la ventaja comercial a la necesidad empresarial.  La videoconferencia pronto dejará de ser una ventaja estratégica para las empresas: será imprescindible para aquellas que quieran seguir siendo relevantes. Esto significa que pasará de ser una función extra o una opción a ser un requisito obligatorio para hacer negocios con empleados remotos o filiales. A medida que se introducen avances en Inteligencia Artificial y realidad aumentada para mejorar la experiencia del vídeo, las traducciones en vivo y el control de la expresión facial harán que las llamadas asistidas por vídeo sobrepasen en muchos aspectos a las reuniones en persona.

2.     La priorización de la experiencia impulsada por el usuario. Las empresas que quieran aprovechar al máximo el espacio de su sala de reuniones crearán una experiencia de vídeo y de intercambio de contenido en cada sala de reuniones, e invertirán en salas de conferencias de menor tamaño de bajo coste diseñadas para una o dos personas.

3.     La priorización de la cultura del vídeo. El coste, la nube y la complejidad ya no serán los elementos clave de una sala de reuniones. Ahora también se incluye la cultura. ¿Cómo impulsarán los líderes empresariales y de TI una cultura de vídeo que permita su uso a todos los empleados a través de cualquier dispositivo? Veremos un creciente interés en la ciencia de la adopción de tecnología, que irá de la mano con la experiencia de usuario.

4.     El auge de la IA y el aprendizaje automático. Desde la supresión del ruido de fondo y la cancelación del eco hasta el reconocimiento facial y de voz, el aprendizaje automático ya ha dado grandes pasos para simplificar la forma en que nos comunicamos desde la perspectiva del usuario final. Las soluciones de videoconferencia basadas en la nube nos dan acceso a grandes cantidades de datos sobre los hábitos de las reuniones. Esta información, ayudada por la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, podría permitirnos optimizar el uso de la plataforma y aumentar la efectividad de las reuniones. Muchas de las demás tendencias (por ejemplo, asistentes virtuales y reconocimiento facial) son, en realidad, potenciadas por la IA. En un nivel básico, IA podría permitirnos determinar la duración óptima de la reunión, el número ideal de participantes o el mejor momento del día para celebrar una reunión con el fin de mejorar la productividad.

5.     El equilibrio entre calidad y movilidad. La gran accesibilidad de las videoconferencias en todo el mundo,  combinada con el hecho de que los usuarios invitados se unen a más del 50 % de todas las llamadas,  ha planteado un nuevo desafío para los proveedores de servicios con el fin de aprovechar al máximo los distintos anchos de banda de red. Para garantizar una experiencia de vídeo de calidad, los servicios de vídeo en particular continuarán evolucionando su arquitectura de red para ser más eficientes en el extremo inferior y escalar de forma continua a las resoluciones de alta gama de 4k.

6.     La convergencia de las tecnologías de la sala de reuniones. El audio, el vídeo y el intercambio de datos se han unido para crear una experiencia de reunión de impacto real para las salas de reuniones. El concepto de la comunicación y la colaboración unificadas nunca ha sido más preciso de lo que es ahora; sin embargo, el desafío es tomar herramientas de productividad y combinarlas en flujos de trabajo de colaboración para mejorar la experiencia.

7.     El crecimiento de los bots de automatización y productividad. El procesamiento del lenguaje natural en el espacio de la tecnología del consumidor, como Siri, Alexa y Cortana, ha despertado un interés en la automatización y la tecnología bot en el entorno empresarial. Entre los beneficios encontramos el reconocimiento de expresiones faciales, los resúmenes de reuniones autogenerados, las notas/anotaciones inteligentes, la traducción de idiomas y muchos más casos de uso. La seguridad jugará un papel muy importante en la automatización y la tecnología bot a medida que las empresas buscan una forma de utilizar la tecnología sin someter a sus trabajadores a ataques y tecnologías en la nube basadas en el consumidor.

Juan Aracil, Country Manager de Lifesize Iberia, "el vídeo  es  necesario.  Ya  no  es  una  opción.  Las  personas  demandan  la  misma  experiencia  de  usuario  de  las  tecnologías  que  se  usan  en  el  entorno  laboral  que  las  que  obtienen  de  las  tecnologías  personales.  Y  en Lifesize estamos  entusiasmados  porque  podemos  experimentar  de  primera  mano  el  impacto  que  la  tecnología  de  vídeo  de  calidad  supone  en  cada  país,  sector  y  empresa  en particular".


Últimas Noticias

Lo más leido

Nombramientos