HayCanal.com

Transformación digital, ¿clave en el sector retail?

Transformación digital, ¿clave en el sector retail?

Con la llegada del comercio electrónico, las tiendas físicas han tenido que reinventarse.

Algunos expertos vaticinaron que iban a desaparecer tal y como las conocíamos hasta ese momento, pero esta idea no está del todo clara, ya que los consumidores quieren vivir experiencias únicas, y determinadas sensaciones que favorecen esas “experiencias” no se consiguen comprando detrás de la pantalla de un ordenador o de un móvil. La clave para la supervivencia del sector retail está en la transformación del concepto tradicional, es decir, la reinvención de las tiendas o establecimientos físicos a través de la tecnología.

El consumidor de hoy en día es infiel, exigente y quiere algo distinto a lo convencional, como por ejemplo la personalización. Así que las tiendas tienen que centrar su atención dentro de los puntos de venta a través de sensores, mobiliario inteligente, biometría y otras soluciones de inteligencia artificial para que quiera volver de nuevo y se convierta en embajador de la marca.

La creación de una experiencia inigualable es una ventaja competitiva porque así los comercios pueden pasar tiempo con sus clientes, y la interacción que se genera queda grabada en la mente del consumidor, e influirá en la percepción que tienen sobre la marca. No obstante, esto no sería posible sin los avances tecnológicos, es decir, hay que entender que es muy importante encontrar un punto de equilibrio en el que convivan el mundo digital y físico.

Así, muchos retails ya tienen en cuenta que la transformación digital junto con la unión de la actividad de la tienda física son claves para despuntar en el mercado. Cada vez es más habitual ver como las tiendas intentan adaptarse al nuevo consumidor con la implementación de la tecnología. Algunas de las prácticas por las que se decantan son las siguientes:

• Espacios pop-up o showrooms temporales situados en distintos puntos geográficos mostrar a los usuarios sus nuevos productos, obteniendo mayor visibilidad y entrando en la mente de los consumidores.

• Tiendas sobre ruedas que recorren durante veinticuatro horas las ciudades para acercar a los clientes los productos facilitando la compra de los mismos, y para entregar pedidos realizados anteriormente.

• El concepto “Location Intelligence”, sistema que ayuda a la marca a saber en qué punto de la tienda se encuentra el cliente para ofrecerle una experiencia personalizada.

• Probadores inteligentes que permiten al consumidor ver el catálogo de productos, ver cómo le queda una prenda sin tener que probársela, pedir al personal de la tienda un determinado producto o talla, e incluso pagarla sin tener que pasar por caja.

• Pagos invisibles, inapreciables para el consumidor, pudiendo abonar sus compras sin necesidad de tener que sacar la tarjeta o el móvil, pudiendo pagar con sistemas de autenticación biométrica, a través de su huella dactilar, iris, reconocimiento facial, etc.

Si nos centramos en el pago invisible, la seguridad es una de las grandes preocupaciones a la hora de pagar digitalmente. Por ello, las empresas del sector están continuamente desarrollando soluciones y creando nuevos sistemas para que los usuarios sientan que sus datos están protegidos. La biometría podría convertirse en el futuro de los pagos contactless y una alternativa para aumentar la seguridad en las transacciones, ya que la autenticación se realiza a través de rasgos específicos dejando a un lado la generación de un patrón numérico para poder pagar. Aun así, aunque parezca que la biometría es una alternativa a futuro, lo cierto es que ya existen ejemplos con los que podemos pagar con esta tecnología, por ejemplo, con nuestra cara o huella, como es el caso de Apple que permite a sus usuarios pagar a través de su “Face ID”.

La biometría además de ayudar a mejorar la seguridad en los pagos, también es un tecnología que podría ayudar a mejorar la experiencia de compra de los consumidores, por ejemplo agilizando el pago evitando que tenga que esperar largas colas, pudiendo encargar o llevarse los productos inmediatamente, colocando su huella en un lector o a través del reconocimiento facial. En definitiva, es un sistema que se adapta a las necesidades que demanda el consumidor, cada vez más impaciente y con menos tiempo.

Desde el Departamento Comunicación de Sipay Plus, pasarela de pagos española señalan que “apostar por la innovación y las nuevas tecnologías que están siendo disruptivas en el sector de medios de pago es una forma de ayudar a los retailers a implantar soluciones de pago que conviertan la experiencia de compra en un momento único, rápido y seguro para el usuario. Lo importante es entender que cada consumidor es único y hay que crear experiencias inolvidables para conseguir que el cliente disfrute en la tienda, y lo más importante que repita”.

Aunque el futuro es aún incierto, las nuevas soluciones tecnológicas ayudan a la vida diaria de las personas, por lo que, los retailers que sean capaces de reinventarse, cambiar su modelo de negocio y adaptarse a las necesidades del consumidor generando experiencias a través de la tecnología, serán los que marquen las pautas del futuro del comercio.


También te puede gustar: