HayCanal.com

Seguridad, principal reto en la adopción del coche autónomo

Seguridad, principal reto en la adopción del coche autónomo

En la nueva era conectada, la irrupción de la Inteligencia Artificial está propiciando múltiples avances en la industria del automóvil.

Lo que hace unos años parecía impensable, hoy es prácticamente una realidad. Coches que interactúan con sus conductores o vehículos que se conducen solos están definiendo el futuro del sector de la automoción y de la movilidad. La tendencia indica que estos coches autónomos irán inundando progresivamente las carreteras en los próximos años. Según PWC, en 2025, habrá más de 7 millones de vehículos autónomos a nivel mundial.

Si bien es cierto que las grandes compañías del sector automoción están centralizando sus esfuerzos en potenciar el desarrollo de vehículos que permitan una conducción completamente autónoma, es obvio que aún existe cierta desconfianza entre los ciudadanos a la hora de adoptar este tipo de tecnologías. De acuerdo al estudio “Una mirada al futuro de la Inteligencia Artificial” elaborado por OpenText, el 46% de los españoles no se sentiría cómodo viajando como pasajero en un coche autónomo.

Sin duda, la seguridad es uno de los temas que más preocupan a los españoles. Según OpenText, el 52% de los ciudadanos no cree que los coches autónomos vayan a hacer que las carreteras sean más seguras. Además, el 44% de los usuarios cree que nunca habrá más vehículos autónomos en las carreteras que coches convencionales. De acuerdo a los datos del estudio, los ciudadanos señalan que esta preocupación se debe principalmente a que estos automóviles podrían frustrar a los conductores humanos. No obstante, los expertos insisten en que la integración de los vehículos autónomos contribuirá a hacer las carreteras más seguras y a reducir la siniestralidad. Según datos de la National Highway Traffic Safety Administration (NTSHA) los sistemas de conducción autónomos de Tesla tienen hasta un 40% menos de siniestralidad que los vehículos convencionales.

Si bien es cierto que adaptarse a los últimos avances tecnológicos requiere su tiempo, la realidad es que poco a poco los ciudadanos están comenzando a valorar los beneficios de la introducción de estos vehículos en su vida diaria. De esta forma, el 33% de los encuestados señala que, en los próximos diez a quince años, los coches autónomos superarán en número a los coches tradicionales. Además, el 10% afirma que este hecho tendrá lugar en los próximos cinco años.

Todo parece indicar que, en los próximos años, asistiremos a la implementación y consolidación de los sistemas de conducción autónoma en nuestras carreteras. No obstante, es evidente que la industria del automóvil tiene que reforzar sus inversiones en seguridad si quiere garantizar la viabilidad de estos vehículos y reforzar la confianza del usuario”, señala Jorge Martínez, Director Regional de OpenText para España y Portugal.

No cabe duda de que las grandes compañías continuarán potenciando sus procesos de innovación y desarrollo de este tipo de coches inteligentes. Sin embargo, es evidente que deben resolver algunos retos para asegurar el éxito de estos vehículos, especialmente aquellas implicaciones relacionadas con la seguridad. Si bien los usuarios van aceptando progresivamente los últimos avances en automoción, aún queda un largo camino por recorrer.


También te puede gustar: