HayCanal.com

Tres elementos básicos para integrar ERP y eCommerce

Tres elementos básicos para integrar ERP y eCommerce

Que las ventas online están creciendo a buen ritmo, es un hecho. No tanto, que las empresas que venden por Internet, sobre todo, las pymes que utilizan la Red como un nuevo canal de ventas adicional, hayan dispuesto la logística que necesitan para comercializar el producto o servicio de manera adecuada.

Desde Datisa se apunta a la importancia de cubrir con eficiencia todo el proceso end to end, es decir, desde que el cliente formula el pedido, hasta que lo recibe. Algo que también debe aplicarse desde el punto de vista del proveedor, o sea, desde que se realiza el pedido al proveedor hasta que este lo entrega. En este sentido, la integración entre los sistemas de gestión comercial y las plataformas de comercio electrónico debe ser estratégica para optimizar tiempo y dinero.

Cruzar la información que relaciona artículos y stock disponible o clientes y pedidos, debe estar perfectamente sincronizada para simplificar las tareas, evitar errores y garantizar la calidad en el servicio al cliente. En este sentido, Isabel Pomar, directora comercial y de marketing de Datisa dice que “un mal funcionamiento de la tienda online arroja consecuencias negativas que van desde la pérdida de reputación hasta los elevados costes económicos que implican acciones como la devolución del dinero a la que se deberá hacer frente si se vende un producto que no se encuentra en stock, por ejemplo”.

Integrar el sistema de gestión empresarial con las plataformas de venta online permite conocer referencias, precios, cantidades disponibles, características, imágenes y, hasta descripción del producto o servicio que se saca a la venta. Con toda esa información es mucho más sencillo, establecer plazos y, por supuesto, estrategias de comercialización efectivas.

Desde Datisa se establecen tres elementos que son estratégicos a la hora de integrar ERP y comercio electrónico: clientes, pedidos y facturas, para facilitar la contabilización y contabilidad, y stock, es decir, que el ERP gestione el inventario y que la plataforma de comercio electrónico lea la información regularmente. En este último punto, se recomienda separar eso sí, stock offline y stock online para tener una visión más precisa de las disponibilidades en cada canal.


También te puede gustar: