HayCanal.com

La enseñanza no se está adaptando a las necesidades del mercado laboral

La enseñanza no se está adaptando a las necesidades del mercado laboral

La tecnología está presente a todos los niveles en el ámbito socioeconómico. Nuestra vida es más tecnológica que nunca, y la inmersión de las TIC’s en la sociedad seguirá avanzando de forma imparable.

Los avances tecnológicos han alumbrado nuevos perfiles profesionales, pero según David Monreal, fundador de la escuela de programación Skylab Coders, la enseñanza no se está adaptando a las necesidades del mercado laboral. “No necesitamos grandes teóricos, sino profesionales preparados que conozcan las últimas tecnologías y la forma de trabajar de las grandes empresas”.

Todos los sectores, de una forma u otra, intentan adaptarse a estos cambios continuos, y en el ámbito de la educación, cada vez más surgen iniciativas que van en esta línea. Según explica David Monreal, profesional con 20 años de experiencia en el sector online, 12 de ellos en InfoJobs como desarrollador de negocio, el sector privado es el que mejor está respondiendo a los retos que se le plantean al mundo de la enseñanza, mientras que a la educación tradicional le está costando más. “Los principales problemas que presenta son la falta de orientación al estudiante y programas académicos obsoletos, que no saben adaptarse a los cambios y avances, o que aunque se centran en la tecnología, no enseñan cómo pensar y trabajar en este campo”.

Los planes de enseñanza y sus contenidos deben adaptarse a las innovaciones tecnológicas. La educación tradicional está formando grandes teóricos en este terreno. Mientras, empresas de todo tipo y sector, demandan profesionales formados en las nuevas tecnologías que sepan responder adecuadamente a las necesidades de su negocio o proyecto. “No necesitan genios de la tecnología, necesitan obreros tecnológicos, gente motivada y con capacidades, que no solo conozcan las tecnologías modernas, sino también las buenas prácticas y metodologías que les permitan incorporarse a equipos de trabajo”.

La falta de candidatos que encajen con estos nuevos perfiles profesionales es un problema para el mercado laboral en términos de empleo, y para el tejido empresarial y el crecimiento económico.

Es principalmente por esta razón que el futuro más inmediato del mercado laboral está en las academias y en las escuelas privadas que adaptan sus metodologías de enseñanza a estas nuevas y cambiantes necesidades. “Si los programas de formación no se actualizan al mismo ritmo que los avances tecnológicos, las empresas, profesionales y la economía en su conjunto, pagan las consecuencias”, insiste David Monreal. “Además hay que seleccionar a alumnos que tengan curiosidad y capacidad para reciclarse en un entorno cambiante”.

Si el fin último de cualquier programa formativo es preparar a los estudiantes para acceder al mercado laboral, universidades y entidades deben ser conscientes de lo que demandan empresas y organizaciones. “Los perfiles profesionales que se demandan actualmente son diferentes a los de hace 5 años”.


También te puede gustar: