HayCanal.com

1 de cada 6 consumidores admite ver contenidos para adultos en redes WiFi públicas

1 de cada 6 consumidores admite ver contenidos para adultos en redes WiFi públicas

Los consumidores son incapaces de resistirse a una red WiFi con una conexión potente y gratuita, pero sus comportamientos online podrían poner en riesgo su información personal y su privacidad.

Así lo pone de relieve el Informe “Riesgos de las redes Wi-Fi 2017” publicado por Norton by Symantec. El canto de sirena de los datos gratuitos provoca que muchos abandonen la prudencia respecto a sus secretos digitales. Tanto si se trata de la contraseña de su cuenta bancaria como de sus hábitos de navegación por internet, las personas comparten -y hacen- casi cualquier cosa en una Wi-Fi pública.

Existe una enorme diferencia entre lo que la gente cree que es seguro o privado cuando utilizan una Wi-Fi pública y la realidad”, advierte Nick Shaw, vicepresidente y director general de Norton by Symantec. “Lo que algunos piensan que es privado en sus dispositivos personales en realidad es fácilmente accesible por los hackers a través de las redes Wi-Fi inseguras, o incluso de aplicaciones con vulnerabilidades de privacidad”.

El Informe Norton “Riesgos de las redes Wi-Fi” incluye entrevistas a más de 15.000 consumidores en 15 países para conocer sus prácticas y percepciones sobre las Wi-Fi públicas. Muchas de las conclusiones generales muestran que las personas son conscientes de los riesgos de una Wi-Fi pública, pero esto no cambia necesariamente sus comportamientos. De hecho, casi todos (87 %) actúan de una forma que podría poner en riesgo su información personal y privada. A continuación se enumeran algunos de los comportamientos más destacados entre los usuarios.

Los consumidores requieren conexiones a internet rápidas y gratuitas

Casi la mitad (46 %) de los consumidores tarda unos pocos minutos en conectarse por su cuenta a una red Wi-Fi o en preguntar la contraseña en cuanto llega a la casa de un amigo, a una cafetería, a un hotel o a cualquier otro lugar con conexión a internet. Uno de cada cuatro ha accedido a una Wi-Fi sin el permiso del propietario de esa red, y uno de cada trece adivinó o hackeó la contraseña para acceder.

Cuando se viaja, el acceso a una Wi-Fi pública es muy habitual

A pesar de la reciente legislación de la UE que ha acabado con los cargos extra por roaming, tres de cada cinco europeos indican que tienen intención de continuar utilizando Wi-Fis públicas, especialmente para evitar utilizar su tarifa mensual de datos móviles (37 %). A la hora de viajar, las personas afirman que una red Wi-Fi potente es un factor decisivo al elegir:

  • Un alojamiento de alquiler o un hotel para las vacaciones (71 %)
  • Un medio de transporte (46 %)
  • Un lugar donde parar para comer o beber algo (43 %)
  • Con qué aerolínea volar (43 %)
  • Más aún, casi la mitad (49 %) de los entrevistados señala que la razón más importante para permanecer conectados es utilizar un GPS o una app de mapas para moverse por la zona, y más de dos de cada cinco consumidores pertenecientes a la Generación Z desea poder compartir sus actualizaciones y fotos en las redes sociales.

Comportamientos arriesgados y sorprendentes en una Wi-Fi pública

En caso de utilizar una Wi-Fi pública para cuestiones más privadas, entrar en una red insegura puede revelar mucho más sobre la información personal (o hábitos) de una persona de lo que esta podría esperar:

• Uno de cada seis admite utilizar Wi-Fis públicas para ver contenidos para adultos. Entre los que admiten esta práctica, suelen hacerlo en:

  • Un hotel, hostal o apartamento de vacaciones (40 %)
  • Una cafetería o restaurante (30 %)
  • El trabajo (29 %)
  • El aeropuerto (25 %)
  • Una estación de tren o autobús (16 %)
  • Aseos públicos (16 %).

• Aunque casi todos (87 %) ponen potencialmente en riesgo su información personal cuando utilizan una Wi-Fi pública, incluyendo entrar en su cuenta del banco o iniciar sesión en sus cuentas personales de correo electrónico, tres cuartas partes (75 %) de los consumidores no utilizan una red privada virtual (VPN) para proteger sus conexiones Wi-Fi, incluso aunque esté considerada la mejor forma de proteger la información personal.

WiFi

A pesar de la actitud temeraria, el miedo a la exposición es muy real

• Casi la mitad (48 %) confiesa que le aterraría que los detalles de sus cuentas bancarias e información financiera cayeran en manos de los hackers o se hicieran públicos online.

• Uno de cada cinco (21 %) señala que se sentiría incómodo o avergonzado si los detalles de sus conversaciones y mensajes privados o sus secretos más íntimos fueran publicados online por un hacker.

• Un tercio (36 %) declara que incluso pagaría para evitar que su información personal, como el historial de navegación, quedara expuesta ante su empresa. Por otro lado, el 38 % estaría dispuesto a pagar para que este tipo de información no llegara a su familia.

Cómo prevenir que tu información personal caiga en las manos equivocadas

Hay algunos sencillos pasos que los consumidores pueden seguir para proteger su información online:

• Utilizar un software de seguridad. Una de las mejores formas de proteger tu información online es utilizar una red privada virtual (VPN) de un proveedor de confianza. Las VPNs proporcionan un “túnel seguro” que encripta los datos que están siendo enviados y recibidos entre tu dispositivo e internet.

• Buscar HTTPS. Muchas empresas utilizan sitios web seguros -HTTPS (Hypertext Transfer Protocol Secure)- para garantizar la seguridad online. Puedes saber si un sitio web es seguro si contiene “https” en su URL y un pequeño símbolo de candado al lado. Sin embargo, aunque la web en sí misma sea segura, tu información personal podría ser vulnerable si tu conexión a internet no es segura.

• Cuanto menos compartas, mejor. Piénsatelo dos veces antes de teclear cualquier tipo de información personal -desde contraseñas a detalles bancarios o fotos- en redes Wi-Fi públicas. Incluso aunque no estés compartiendo activamente la información, tu dispositivo podría estar haciéndolo por ti. Muchos dispositivos están programados para buscar automáticamente conexiones con otros dispositivos en la misma red, lo que podría provocar que tus archivos sean vulnerables. Asegúrate de desactivar la opción de compartir en tus dispositivos para que tus cosas sigan siendo tuyas.

Metodología del Informe de Norton “Riesgos en redes Wi-Fi”

El Informe Norton sobre riesgos en redes Wi-Fi es un estudio online a 15.532 adultos mayores de 18 años que utilizan Wi-Fis en 15 países, encargado por Norton by Symantec y elaborado por la firma de investigación Reputation Leaders a través de la compañía internacional de paneles online Research Now.  El margen de error de la muestra total es de un 0,8 % con un nivel de confianza del 95 %. Los datos fueron recogidos por Research Now entre el 18 de mayo y el 5 de junio de 2017.


También te puede gustar: