HayCanal.com

Tendencias tecnológicas que impactan en la transformación digital

Tendencias tecnológicas que impactan en la transformación digital

Una de las mejores definiciones del concepto “transformación digital” que se han escrito recientemente, es la elaborada por la empresa de análisis Current Analysis. Esta empresa la define como “una forma de ayudar a las empresas a reducir la complejidad en el modo en el que interactúan con sus clientes”.

Para la mayoría de las organizaciones, reducir la complejidad en la experiencia de cliente, tanto para clientes internos como externos, es algo muy importante. Los clientes satisfechos son leales, gastan más en nosotros y lo hacen con más frecuencia. De la misma manera, los empleados contentos son más leales, son más productivos y mucho más innovadores. La transformación digital puede, en estos momentos no ser todavía muy relevante, o al menos no para la mayoría de los cambios tecnológicos que han aparecido durante la última década: big data y análisis, socialización (consumidor y empresa), movilidad y la nube. Pero en los dos últimos años, hemos visto aparecer toda una nueva ola de tecnologías que están impactando directamente en la experiencia de cliente, tanto dentro como fuera de las organizaciones.

Estas nuevas tendencias tecnológicas están redefiniendo cómo actúan los empleados entre sí o con procesos, así como datos y procesos interactúan con otros datos y procesos.
Internet de las cosas (IdC)

  • Inteligencia artificial (IA)
  • Blockchain
  • Internet de las cosas

Aunque no es algo nuevo, la ubicuidad y el bajo coste de los sensores y de la conectividad nos dicen que ya es momento de incluir el IdC en los planes de transformación digital. Las necesidades del IdC no se limitan a los sensores, cuando casi cualquier objeto ya cuenta hoy con conectividad. Según la consultora IDC, el mercado mundial del IdC saltará desde los 15 millardos dólares en 2016 a más de 82 millardos en 2025. Con más de 200 mil nuevos dispositivos conectándose diariamente a Internet, las empresas van a necesitar una plataforma eficiente que apalanque el Internet de todo y esté preparada para ofrecer todas unas nuevas experiencias que quizás no son tan evidentes hoy. La tecnología está ya suponiendo una revolución para la cadena de suministro, haciendo que los procesos se auto organicen.

Inteligencia artificial

Aunque cada uno de estos últimos años han recibido el nombre del “año de la IA”, estamos empezando a ver una aplicación más realista y sutil de las tecnologías IA: coches autodirigidos, cámaras de detección del cáncer, chatbots que aprenden solos, etc. IDC predice que en Asia-Pacífico (excluido Japón) veremos que el 40% de las iniciativas de transformación digital en 2020 estarán soportadas por capacidades de IA, aportando información crítica a tiempo para los nuevos modelos operativos y de monetización. El sector bancario, quizás de forma sorprendente, se ha situado en cabeza del uso de la IA, especialmente en áreas donde se necesita analizar, entender y responder, de forma rápida, ante grandes cantidades de big data y suministrar una experiencia de cliente personalizada de próxima generación.

Blockchain

Cuando se habla de blockchain, inmediatamente la mayoría de nosotros pensamos en el sector financiero. Pero para entender por qué puede ser relevante para todos, es importante tener en cuenta que, en un sentido básico, blockchain es como un libro mayor que está fragmentado y diseminado. Porque es público y está diseminado, es ideal para seguir las transacciones monetarias, pero blockchain puede utilizarse también para seguir la autenticación de usuarios, gestión de identidades, integridad de la información, etc. Sus usos están todavía por descubrir, y su relevancia en la transformación digital no ha hecho más que empezar. La Autoridad Monetaria de Singapur (MAS) ha empezado a analizar la posibilidad de utilizar esta tecnología para realizar los pagos interbancarios.

Plataforma antes que herramientas

Lo que resulta apasionante de estas tendencias es que todavía se encuentran en una primera fase de su desarrollo. Esto quiere decir que su uso y posibilidades están todavía por llegar. La siguiente fase de desarrollo nos va a traer nuevas formas de plantearse sobre y cómo aplicar estar tecnologías, y debemos estar preparados para ello. ¿Cómo? Construyendo plataformas antes que soluciones fijas. En lugar de invertir en una herramienta de IA, debemos invertir en una plataforma que pueda trabajar con cualquier herramienta de IA y aplicarla a nuestras iniciativas de transformación digital. Las plataformas van a desempeñar un papel más relevante porque van a permitir a las organizaciones adaptarse más rápidamente, lo que quiere decir que, al final, su viaje hacia la transformación digital será más llevadero.

José Paz, director general de Avaya España y Portugal


También te puede gustar: