¿Problemas con tu Wi-Fi?

Elenemigo está cerca

09/19/2018

Hola a todos!! Voy a confesaros que una de las mejores cosas de la vuelta ha sido el compromiso de un buen amigo y seguidor que nos ha prometido invitarnos a @horusgestion y a mi a un estupendo desayuno… ¿Te suena @DatisaSoftware ? La verdad que las mañanas se amenizan y se llevan mucho mejor contando con amigos que nos saludan, nos suman “me gusta”(porque nos hace ilusión, qué pasa) y nos arrancan sonrisas…

He valorado escribiros sobre lo que catalogan como “golpe a internet en Europa” tras aprobarse la ley de ‘copyright’, ya que se abre la puerta a controlar lo que subimos a la red y la información a la que accedemos, pero os voy a aburrir con los artículos y las leyes que citan y como es de reciente aprobación, prefiero estar un poco más informada para valorar la realidad que esto nos va a suponer, de momento el titular lo tenéis: ‘controlar lo que subimos y a lo que accedemos’. Habrá que ver…

Pero sí me parece interesante, por si no lo sabíais, contaros sobre los enemigos que tenemos en casa y que son responsables en buena medida de muchos de nuestros problemas con el Wifi de casa. Yo tengo una casita fuera de Madrid, y es verdad que la cobertura, en algunos lugares de la casa es un verdadero suplicio… Para mi conectar Netflix y tener problemas en la conexión cuando el router está justo abajo (lo que viene siendo en la planta baja) me pone de los nervios porque no lo entiendo… Vale, que la configuración del dichoso router no esté bien o que nos estén robando la wifi nuestros vecinos o que la instalación de Internet no esté correcta. Pero cuando ninguna de estas causas da solución a esos problemas en la mala conectividad, hay que buscar otras causas. Pues resulta que nuestra casa en muchos casos es nuestro principal enemigo. Sí, sí… ¡nuestra casa!

No se si alguno de vosotros tiene el router cerca del microondas, pero esos aparatitos que son tan socorridos para calentar la comida, o para hacer la cena en un apuro, pueden provocarnos más de una interferencia en la conexión que tengamos a nuestra red Wifi. Si ya lo decía mi madre, que por principios, no tiene un microondas en su vida porque las leyendas urbanas cuando surgieron, decían que provocaban radiaciones… Que no digo que no lo hicieran pero todo avanza y aunque no sea lo mismo comer un guiso hecho a fuego lento, con las prisas que llevamos en el cuerpo, comer un plato calentito cuando se tercia en menos de 5 minutos es una maravilla. El caso es que la frecuencia electromagnética en la que funcionan estos aparatos está en un espectro parecido al que funciona el Wifi y claaarooooo… ¡Ya tenemos el lío!

No se queda ahí, porque si tenéis bebés, lo mismo la yaya os regaló una de esas cámaras de vigilancia… Pues aparatos como esos o los teléfonos fijos inalámbricos, incluso monitores y/o pantallas de televisión, también están en ese espectro de frecuencia y dan lugar a interferencias… Así que es aconsejable evitar y alejar el router de estos aparatitos...

Pero lo que me deja muerta, y más ahora, que ya nos bombardean con el IoT (el Internet de las Cosas) es que los electrodomésticos también pueden ser responsables de que la conexión pierda potencia y baje su rendimiento. En este caso, no es por un tema de ondas (ayyyy cómo me acuerdo de mi ex y sus amigos teleco, y sus luchas con la asignatura de Ondas y Microondas… Si yo le decía que el micro no tenía más misterio que estimar el tiempo y dar al botoncito…) En este caso, es el agua que tienen sus tuberías la que bloquea parte de la energía de esas ondas inalámbricas… Y dime tú como le quitas el agua a la lavadora… la llevan clarinete si tengo que volver a lavar con tabla de madera…

Pues esperad, que resulta que las paredes de las viviendas suelen actuar también como barrera que bloquea el uso de las redes Wifi… Y claro, en las viviendas grandes, o repartidas en varias alturas… imaginaos… ¡Así veo yo Netflix como lo veo! Pero como que la casita del primer cerdito que era de paja no termina de parecerme la solución… Voy a llamar a la Preysler para ver cómo lo hace ella en su mansión… me juego lo que queráis a que no sufre como el resto de los mortales estos problemas.

Ya por terminar de animaros os cito a las luces decorativas, ya que suelen generar campos electromagnéticos y afectar con interferencias a la calidad de la conexión. Y si algún incauto tiene colocado el router en algún mueble de metal o con espejos, que vaya buscando el catálogo de IKEA que me acaba de llegar (ay qué ilu!!) para cambiar el mueble en cuestión… es lo que más interferencias de los casos comentados, nos provoca.

Así que, ya sabéis, no es que al Pulpo le regale IKEA algo por hacerle publicidad (que sería todo un detalle por su parte) pero como estamos con nuevos propósitos y cambios y bla bla bla, os hago sugerencias si tenéis o sufrís alguno estos problemillas con el Wifi… También podéis tirar paredes, pero es más engorroso que cambiar la ubicación de determinados muebles o cambiar el que tenemos por uno nuevo ;)

Os dejo de marear con mis sugerencias…

Buena semana a todos…

Post By Rachel