¡El abuelo tiene un smartphone!

Hasta los mayores han sucumbido a la tecnología

11/29/17, 9:36 AM

A ver, paso lista… ¿estáis todos por ahí? Ah! Tenemos seguidores nuevos también, ¡qué bien!… Pues “hola a todos”.

Empiezo con una pregunta facilísima… ¿quién tiene, además de a los hijos, a los padres/suegros/abuelos enganchados a las nuevas tecnologías? A ver, “enganchados” a lo mejor no es la palabra, podría ser  “fascinados” por esta oleada en la que nuestra generación está viéndose inmersa y arrastrada en menos de 20 años… Porque una ya os ha dicho que no es tan mayor, pero aún recuerda cuando se hablaba de esa cosa que era “internet” y de aquellos routers que quitaban la línea de teléfono y hacían un ruido espantoso mientras conectaba y accedías al Messenger de Hotmail para hablar con tu novio teleco de aquel entonces, o para rememorar con tu mejor amiga la otra noche de juerga… Oye, qué coraje cuando llamaban y se cortaba la conexión o cuando decía tu madre que esperaba una llamada importante y que había que dejar la línea libre…¡qué tiempos! Y no hace tanto de ellos, no no.

1

Mis abuelos alucinaban cuando nos veían con aquellos móviles… no querían ni que les mentáramos que tuvieran uno, con su teléfono fijo ya había bastante… No os cuento con el resto de tecnología: portátiles, etc. Vamos, que lo de hacer un Facetime era de película tipo Ciencia Ficción.

2

Pero al final, padres y abuelos, se han visto atrapados, unos más que otros, en estas corrientes tecnológicas que nos envuelven. A los pobres mayores, salvo que vivan en un pueblecito les empiezan a casi obligar a hacer gestiones tan normales como ir al banco a sacar dinero a través de los cajeros y no como antaño con el personal de ventanilla que toda la vida nos atendía y al que volvíamos locos con las actualizaciones de las cartillas, ¿os acordáis? Da un poco de pena cuando lo piensas, porque perdemos cada vez más ese trato humano, y se empieza a ver más allá de los adolescentes que salen en grupo y que aún teniéndose al lado se “hablan” por las redes sociales colgando fotos de ese preciso momento con su compañero de al lado.

Os tengo que contar que mi suegro, que ya es un señor mayor, pero con una pinta estupenda, es un hombre inquieto que disfruta con su smartphone de lo lindo. Se mete en las redes sociales, crea sus perfiles, y la verdad que como somos así de malos, nos da para más de una risa en muchas ocasiones, porque escribe sus comentarios a veces en sitios erróneos, o comenta que la hija de fulanito no para de subir fotos a su cuenta de Instagram, tantas que solo ve las de ella… Y lo cierto es que no se percata que en lugar de estar en su muro y ver las fotos de sus contactos, ha accedido al perfil de la susodicha y está viendo solo sus publicaciones… El abuelo tiene una cabeza estupenda pero hay que comprender que no ha vivido esta irrupción tecnológica con la misma intensidad que nosotros, ¡bastante hace y entiende este abuelo ye-ye!

3

Lo bueno de las apps es que las hay para todos los gustos, colores, perfiles… Lo mismo encuentras una con la que tus hijos aprendan los números, como encuentras ayuditas para facilitar a padres y abuelos que no metan la pata y la líen parda con sus aparatos… Os paso algunas recomendaciones interesantes para facilitar la vida a nuestros mayores y sobre todo, prevenir desastres.

•  Bloquear anuncios. Los archivos maliciosos no se descargan por obra y gracia del Espíritu Santo. Seguro que han hecho ‘clic’ donde no debía… Para evitar esas descargas no deseadas y evitar el malware, lo mejor es bloquear anuncios. Independientemente del dispositivo que utilicen, un bloqueador puede ser la solución. Para ordenadores, recomiendan Adblock Plus y para anuncios que aparecen en las aplicaciones de Android tenemos AdAway.

•  Que perdemos la clave Wifi de nuestra casa o del lugar donde acudimos frecuentemente… Pues tenemos aplicaciones como WiFi Recovery Plus. Les puede ser muy útil para ver cuáles son las claves que sí están guardadas en el teléfono o la Tablet y recuperar aquellas que se hayan borrado gracias a la copia de seguridad que hace la propia app.

•  Evitar disgustillos con compras indeseadas dentro de las apps o ‘apps’ de pago para medir vete a saber qué… podemos solucionarlo entrando en los ajustes de la tienda de aplicaciones y bloquear la compra de ‘apps’ o el gasto dentro de las aplicaciones que tenemos, poniéndoles una contraseña para ello.

A mi madre, ya os digo yo que no le pasa, porque antes que dar al ‘Intro’ se corta un dedo, pero hasta a mí me ha pasado que al instalar cualquier software, aparte de dar a ‘Aceptar’ a los términos y condiciones sin leer (ejemmmm), instalamos barras de herramientas en nuestro navegador que no necesitamos y que nos ocuparán espacio, amén del rendimiento que nos resta. Lo mejor de todo, leer bien lo que aceptamos al instalar un programa nuevo y desinstalar las ‘toolbars’ que vengan por añadido, pero si nuestros mayores son unos lanzados, podemos instalarles algún programa como Anti Toolbar, que detecta cualquier barra de herramientas y nos permite deshacernos de ellas automáticamente. Según de donde venga la instalación os advierto que puede venir con alguna ‘toolbar’ añadida…

•  Recordadles que no se deben descargar aplicaciones fuera de la tienda oficial de apps del sistema operativo que tengan. No queremos que pase como el susto en forma de descarga de malware que se llevaron los ansiosos que querían jugar a Pokemon Go. Podéis bloquearlo en los ajustes del dispositivo y evitar males mayores.

•  Yo no tengo ni patrón de desbloqueo, ni código de desbloqueo ni nada en mi móvil. Pero si a alguno se le olvida ese patrón de desbloqueo, hay opción de acceder a través de la contraseña que tenga de Google. Esta, mejor no olvidarla.

•  Por último, con la cantidad de contraseñas con las que accedemos, y que siempre recomiendan que no empleemos la misma, a lo mejor puede seros de utilidad poner 1Password esta app recuerda todas las contraseñas y tan solo necesitarán saberse una para acceder a la aplicación.

Espero que os vengan bien estos consejillos. A mi este finde me toca intensivo con el abuelo para aplicar alguna de estas recomendaciones. Me da que voy a tener para unas cuántas anécdotas… Ya os contaré.

No olvidéis comentarnos o compartir vuestras impresiones en nuestros canales de Twitter, Facebook o Google+, ya sabéis cuánto nos gusta!!

Post By Rachel