Mi móvil va a pedales...

Consejos para mejorar el rendimiento en iOS y Android

9/27/17, 10:14 AM

Seguro que más de uno aún tiene una sospechosa sonrisa en la cara al recordar mi último post... Una de mis amigas se tronchaba de la risa vía whatsapp al leerlo, y este fin de semana, fue la nota de humor en una cena con amigos con esa entradilla de “Ah ¿pero no os he contado lo que Rachel hizo a mi móvil?”...

Como os adelanté, con la llegada de los nuevos modelos, tenemos ya encima un nuevo sistema operativo, que para modelos como el mío no valdrá ya que parece que es un viejuno y para otros, si no ya, en breve tendréis ese molesto globo para avisaros que podéis acceder a Ajustes desde vuestro terminal y actualizar ese software. Mi pareja suele ser de los cautos, que deja que lo actualicen otros primero y él desde la barrera espera hasta una segunda entrega donde se corrijan fallos. Yo suelo ser el conejillo de indias que sufre los primeros errores, y solo por no tener tooodo el día el globito con el aviso...

1

Actualmente, ya están llegando el nuevo iOS 11 para Apple y Oreo 8.0 para Android (este último se presentó en Agosto y se estima vaya llegando a gran número de terminales próximamente).A veces, tras estas actualizaciones notamos que nuestro teléfono está“más pesado”, no va tan fluido y no funciona tan bien como antes... Para ello, os dejo unas anotaciones para una pequeña puesta a punto que os ayude a ganar un poco del rendimiento perdido.

Para mejorar el rendimiento en iOS 11

• Debéis liberar almacenamiento. Esto es como a los niños decirles que recojan su cuarto... ¡Qué pesadilla! Pero en este caso, cuando un iPhone esta a punto de desbordar su memoria interna tiende a funcionar más lentamente por lo que se recomienda esa liberación de espacio.

El nuevo iOS 11 en el menú de “Almacenamiento y Uso de Cloud” hay un administrador que borra las aplicaciones que no se usan, habilita iCloud para fotos, elimina grandes archivos o conversaciones de hace más de un año. (Vamos, que nos hace casi la tarea).

Escoged el nuevo formato para fotos y vídeos. El nuevo iOS 11 mejora los formatos de fotos y vídeos para hacer que sean más ligeros. Eso sí, tened la precaución de activar en Ajustes>Cámara, el formato de alta eficiencia para ello.

Vigilad que no haya actualizaciones de “apps”. Vigilad las actualizaciones tras la actualización. Revisad si hay actualizaciones e instalarlas.

Evitad las descargas automáticas y actualizaciones en segundo plano. Las descargas automáticas restan muchos recursos y entorpecen el uso. Lo mismo ocurre con las actualizaciones en segundo plano, mejor tenerlas desactivadas.

Desactivad animaciones y transiciones innecesarias. Estas son utilizadas por Apple para dar profundidad y dinamismo. Podéis desactivarlas al entrar en menú “Accesibilidad” en “Ajustes”.

Si nada funcionara, solo os puedo decir que restauréis vuestro terminal, bien con una copia de seguridad que hayáis hecho o bien, restaurando los valores de fábrica.

Para ganar rendimiento con Android Oreo

La diferencia con Apple, es que Google no publica el listado de los modelos que serán compatibles con el nuevo sistema operativo, así que no puedo daros más información al respecto. En todo caso, también tenemos recomendaciones si el aparato no va como antes.

Liberad almacenamiento (Es como un mantra). Liberad programas que no uséis y las fotos viejas y duplicadas. Con Google Fotos podéis haceros una copia en la nube. Con Android 8.0 podréis ver en menú “Almacenamiento”, en qué se consume la memoria y ofrece un método que os sugiere qué borrar.

Restaurad la conexión de red. Puede ser una solución el restablecer las conexiones de red si notáis que tras la actualización las descargas se han ralentizado.

Actualizad pero con ojo. Revisad que no haya actualizaciones pendientes, y leed las opiniones de otros usuarios en Google Play, por si esa actualización pueda ser peor que la anterior.

Vigilad los excesos en segundo plano. Android Oreo llega con una característica que limitará los excesos en segundo plano. Tened en cuenta que si la “app” no está adaptada a esta funcionalidad, tendréis que hacerlo manualmente.

Borrad datos en caché. Con Android 8.0 borrar datos en cache no se puede hacer globalmente y tendréis que hacerlo uno a uno.

Siempre os quedará, si no os da resultado, restaurar los valores de fábrica o volver a Android Nougat 7.1.2.

Como veréis, hoy, para compensar mis desastres con la tecnología he actuado como el gran Súper Coco y hemos aprendido qué hacer en caso de que nuestros móviles sufran tras las actualizaciones que tenemos encima.

2

Eso es todo amiguitos, ¡hasta la próxima semana!

Post by Rachel